Jacuzzi

Inicio | Mas » Complementos para jardines con piscinas

Los jacuzzi, también conocidos como yacuzzi, son bañeras que poseen un sistema especial capaz de emitir chorros de agua a presión, llamado hidromasaje. Cuando comenzaron a hacerse populares, allá por el año 1968, significaron una verdadera revolución en el campo de las bañeras y, más tarde, las piscinas de hogar. Aún así, su campo de acción no se limita solo a las piscinas y bañeras, como medio de relajación, sino que también son utilizados en terapias físicas para rehabilitar a personas con problemas musculares y de diversa índole. La historia de la invención de este innovador sistema es muy particular y bien vale la pena ser contada. Los orígenes del jacuzzi se remontan a principios del Siglo XX, cuando siete hermanos de la familia italiana Jacuzzi, emigran desde su tierra natal hacia California, EEUU.

Los Jacuzzi, que poseían un espíritu curioso y emprendedor, enseguida comienzan a desarrollar proyectos y dan sus primeros pasos en el campo de los inventos; de esta forma, llegan a crear una empresa dedicada al diseño y fabricación de accesorios para aviación (incluso llegan a crear el primer monoplano de cabina cerrada). A mediados de la década de 1920, la muerte de uno de los hermanos Jacuzzi en un accidente aéreo, hace que los demás hermanos decidan abandonar el campo de la aeronáutica para dedicarse a la creación de bombas hidráulicas destinadas a la producción agrícola. Continuaron desarrollando esos productos hasta que, a principios de la década de 1950, Cándido, uno de los hermanos Jacuzzi, utiliza su experiencia en bombas para desarrollar un nuevo tipo de bomba sumergible para bañeras, con el fin de ayudar a calmar el dolor que experimentaba su hijo, que había contraído artritis reumatoide a la edad de 15 meses.

jacuzzi
Jacuzzi de jardin junto a una piscina

yacuzzi-jardin
Yacuzzi anexado a piscina de natacion arrojando agua en forma de cascada

jacuzzi para exterior
Otro jacuzzi para exteriores cuyas aguas burbujeantes se vierten dentro de una piscina

 

Pronto esas bombas comenzaron a utilizarse para tratar a pacientes como el hijo de Cándido, tanto en escuelas como en hospitales de todo el país. Aún así, Cándido no soportaba que su hijo tuviera que trasladarse al hospital cada vez que debía acudir a una sesión de hidroterapia (tal es el nombre con el que fue bautizado el tratamiento), por lo que pensó que esas bombas sumergibles que fabricaba junto a sus hermanos, también podían ser desarrolladas para uso doméstico. De esta forma, su hijo (quién años después llegaría a presidir la empresa familiar) podría recibir tratamiento en su propio hogar. Fue así que este nuevo tipo de bañera fue bautizada “jacuzzi” (tergiversada a "yacuzzi") y comenzó a popularizarse en todo el mundo. A diferencia de los primeros prototipos creados por Cándido Jacuzzi, los nuevos jacuzzi se convirtieron rápidamente en símbolos de la buena vida y su uso no se limitaba a la rehabilitación física, sino que eran utilizados como un nuevo y placentero método de relajación. Las empresas instaladoras recibían miles de pedidos y los jacuzzi se instalaban tanto dentro de los hogares como fuera, muchas veces sustituyendo a las piscinas. Increíblemente, los jacuzzi podían encontrarse tanto en los hospitales y las clínicas más especializadas, como en los hoteles más exclusivos o, incluso, en miles de hogares comunes de todo el mundo.

A lo largo de los años, la industria de los jacuzzis ha crecido muchísimo y, al igual que en el campo de las piscinas, se han producido grandes avances para mejorar su rendimiento. Los jacuzzi pueden ser instalados en jardines y dentro de los hogares, lo cual los convierte en grandes competidores para las piscinas, si bien poseen algunas diferencias esenciales. Pero si hablamos de semejanzas entre las piscinas y los jacuzzi, podemos destacar que ambos requieren de un cuidadoso mantenimiento. Y, así como ocurre con las piscinas, el cuidado del agua es probablemente el aspecto más importante de su mantenimiento.
 

Los jacuzzi, debido a su sistema de recirculación de agua y a la comúnmente cálida temperatura de la misma, suelen crear ambientes propicios para la proliferación de microorganismos. Lo cierto es que la desinfección con cloro normal no logrará eliminar por completo estos microorganismos, por lo que se recomienda el uso de desinfectantes que complementen la función del cloro, tales como hipoclorito de sodio, dióxido de cloro y cloraminas. Además, es importante recordar que la renovación constante del  agua de los jacuzzi, además de que resulta demasiado cara y significa un derroche muy grande, nunca logrará resolver el problema del todo, ya que algunos contaminantes se adhieren a las paredes, tornándose muy resistentes. Junto con estos productos para el cuidado del agua, es posible adquirir cientos de accesorios adicionales, como luces, reguladores de la temperatura del agua, grifería de diversos tipos, etc.

Hoy en día, existen miles de diseños de jacuzzi y su uso continúa en expansión, por lo que es posible decir que, si bien comenzaron siendo utilizados para un uso muy específico y por un selecto grupo de personas, en la actualidad el sueño del jacuzzi propio está al alcance de todos. Y una vez que se han conocido, a traves de un hotel o resort, las bondades de estos artefactos, seguramente el deseo de obtener uno se ha instaurado en nuestros deseos como un bien repleto de ventajas para nuestra relajación muscular.
 
jacuzzi-bajo-tierra
Jacuzzi bajo tierra del tipo octogonal (romano)