La manta solar: un accesorio novedoso

Accesorios para piscinas | Ver tambien » mantas termicas

Son muchos los diferentes accesorios que podemos agregar a nuestra piscina, entre la amplia gama que el mercado nos ofrece contamos con la conocida ya manta solar; en algunas ocasiones se la conoce también con el nombre de cubierta solar pero aquí debemos establecer una gran diferencia. Una manta solar posee una estructura similar a un cobertor o lona que se extiende por encima del espejo de agua dejando un mínimo margen que cumple la función de “colchón”, evitando así que el accesorio se hunda brindándole una mayor resistencia. La cubierta solar es una estructura que se monta alrededor de una piscina, es decir, parecida a un cerramiento; la misma puede ser corrediza, fija, modular, etc; es necesario aclarar estos conceptos debido a que muchas son las personas que utilizan la palabra "cubierta" para hacer referencia a las mantas pero este no es el término correcto.

manta-solarUna manta solar nos permite conservar las calorías acumuladas durante el día bajo el efecto de los rayos solares; estos dispositivos funcionan básicamente absorbiendo la energía solar brindándonos al mismo tiempo un sinfín de beneficios. Entre ellos podemos señalar que evita las pérdidas caloríficas durante la noche y que se acumule suciedad en las piscinas; reduce la evaporación del agua permitiendo economizar los productos químicos para su tratamiento.

La manta solar está confeccionada en polietileno de 400 micras y habitualmente viene en color azul; todo su conjunto es soldado y sus refuerzos cocidos; se debe colocar sobre la superficie del agua (las partes de las burbujas hacia abajo mientras que la parte lisa debe estar visible). Una vez que la temperatura del agua haya alcanzado los 28ºC, la manta solar debe quitarse mediante el uso de un enrollador; en caso de no contar con uno, lo que se debe hacer aquí es enrollarla y dejarla bajo la exposición de la sombra. También debe quitarse la manta cuando realizamos el proceso de cloración y durante las 48 horas siguientes para evitar que sus burbujas se deterioren; la garantía de este tipo de productos es de dos años, en algunos casos, dependiendo del modelo y de la marca la misma se puede extender por dos años más.

manta-solar-enrollable
Colocando una manta solar enrollable

Más Beneficios

Son muchos los beneficios que una manta solar puede otorgar a nuestra piscina, el más característico de todos radica en la utilidad que le damos al natatorio; sin un cobertor, cerramiento o cubierta, es casi imposible que podamos disfrutar de la piscina durante los 365 días del año. En cambio, la manta solar nos permite usar el agua en cualquier época del año sin tener en cuenta las bajas temperaturas ambientales; su confección es lo que lo hace única, su centro guarda una cámara de aire en forma de globitos o burbujas para facilitar la transmisión de calor que es obtenido por el sol. El polietileno virgen cuenta con aditivos contra los rayos UV y su baja intensidad facilita la flotabilidad; las funciones de una manta solar son muy variadas, nos ayuda a mantener las piscinas limpias, libres de hojas, polvo e insectos como también a prevenir accidentes de mascotas o de niños.

Pero su principal función radica en el mantenimiento de la temperatura del agua, la cual es calentada por radiación solar disminuyendo así el típico salto térmico de la temperatura día-noche. Muchos se preguntarán cuál es el mantenimiento que debemos darle a una manta solar, afirmamos que el cuidado de este accesorio es casi nulo;

 

En efecto, cada tanto, con un poco de agua y el uso de la manguera retiraremos el polvo, hojas o la suciedad que se haya acumulado sobre ésta. No resulta onerosa debido a que sus funciones justifican el precio, si analizamos la situación, adquirir una bomba de calor o un climatizador moderno para poder calentar el agua de un natatorio sería mucho más costoso que pagar por este producto. Además, como gran ventaja, la manta solar se coloca sencillamente; en principio como son confeccionadas a medidas, se ajustará siempre a la silueta interna del vaso y es por esto que sólo debemos extenderla sobre la superficie del agua y el trabajo está hecho. Cuando queremos darnos un chapuzón lo único que debemos hacer es retirarla y enrollarla dejándolo a un lado de la misma, bajo la sombra; es liviana, plegable, resistente y fácil de enrollar; todos estos atributos hacen de este artefacto un accesorio indispensable para poder disfrutar adecuadamente los beneficios que un natatorio puede brindar.