Reposeras de exterior

Inicio | Mas » Complementos para jardines con piscinas

Las piscinas son de por sí un elemento maravilloso en un jardín, pero siempre vienen acompañadas de acesorios que complementan el disfrute de semejante instalación. Las reposeras de exterior son parte esencial en el cuadro de una tarde al sol junto al agua de nuestra pileta de natación; en ellas podemos relajarnos, dejando disipar todo el estres de una semana laboral. Están los que eligen sentarse en las reposeras exteriores sin la finalidad de utilizar la piscina, como aquellos que luego de un refrescante chapuzón deciden disfrutar del sol mediante el uso de este modelo de silla.

Más allá de los gustos de cada persona, los rincones libres de los jardines con natatorios necesitan algún tipo de mobiliario que permitan su máximo disfrute; desde mesas y sillas hasta los balancines, pérgolas o hamacas. Dentro de esta descripción es donde ubicamos a las reposeras exteriores; no existe nada más ameno y confortable que pasar las noches de verano reunidos con amigos al aire libre disfrutando de algún trago o conversación sentados en una cómoda reposera de jardín. Por esto, resultan ser tan importantes, y por eso también debemos ser cuidadosos en su elección; tenemos que determinar qué necesidades deberán satisfacer estos muebles: relax o toda ocasión.

Materiales

reposeras de exteriorLas reposeras exteriores están hechas de distintos materiales resistentes al sol y a la lluvia, y en general todos son confiables ya que son muy resistentes y fabricados para tal fin; nuestro trabajo aquí es combinarlos con la decoración de nuestro jardín y/u hogar. Las reposeras más comunes son las confeccionadas en plástico, fueron las primeras en salir al mercado como accesorios de piscinas o de jardín; habitualmente todos los mobiliarios exteriores vienen por defecto en color blanco. De todas maneras se está incursionando dentro de otras gamas de colores que se adapten mucho más a la decoración de cada jardín, los colores más tradicionales son el negro, el marrón claro y oscuro, el gris y el color té con leche. Demás del plástico, las reposeras exteriores suelen hacerse de madera, la teca es una de las maderas más solicitadas en este campo, la misma se utiliza para confeccionar muebles interiores como exteriores. Los fabricantes que utilizan este material poseen un criterio muy particular ya que cuando fabrican los muebles exteriores se centran en las posibilidades de ocio que nos brinda el jardín. Los colores que podemos encontrar aquí son más que nada tonalidades: oscuras, clara e intermedias; lo más frecuente en mobiliarios exteriores es el dorado medio, un color muy agradable a la vista.

sillas-reposeras

ver más reposeras

reposeras-madera
 
Este tipo de madera es la que mejor reputación posee debido a su larga vida útil, es un material muy estable que se ha ganado su lugar en los jardines de lujo; además su tratamiento de madera exterior es más resistente que los convencionales. Aunque no son muy habituales para su uso, se encuentran también las reposeras exteriores hechas en hierro forjado, las mismas no se caracterizan por su comodidad debido a su rigidez, se emplean más como método decorativo. Sin embargo hay personas que las acondicionan con el objetivo de utilizarlas poniendo sobre su superficie algún tipo de colchoneta o acolchado para evitar daños en el cuerpo. Estas reposeras son clásicas, su ergonomía es similar a las sillas de la época Victoriana, como mencionamos antes es un excelente accesorio para la decoración de jardines muy refinados.

Reposeras para niños

Este tipo de mobiliario no fue diseñado únicamente para los mayores, los niños también pueden acceder a sus reposeras; éstas están hechas a medida siguiendo reglas básicas para evitar golpes o cualquier tipo de daño. Por lo general este mobiliario está hecho en plástico y son de poca flexibilidad. Algunas de ellas cuentan con sistemas de reclinación mientras que otras son fijas pero traen una pequeña colchoneta en su superficie; son ideales para que los niños puedan disfrutar plenamente tanto de la piscina como de las actividades del jardín. Además son seguras y muy duraderas, su precio es accesible, € 60 dependiendo del tamaño elegido.