Vallas para piscinas

Inicio | Accesorios para piscinas

Cuando nos decidimos por comprar un natatorio tenemos que pensar no sólo en dónde lo ubicaremos, sus dimensiones y su mantenimiento, sino también en la protección para nuestra familia. ¿Qué tratamos de decir con esto?, a lo que nos referimos es a las posibilidades de que alguien caiga dentro de la piscina sin desearlo. Son muchos los accidentes dentro de los natatorios, muchos más de los que la mayor parte de los individuos imagina; créase o no, muchas vidas se han cobrado por la falta de protección. Aquí entran a jugar un rol en extremo importante las vallas para piscinas, o cercos de protección.

La Importancia de las vallas

vallas-para-piscinasLas vallas para piscinas fueron diseñados para evitar todo tipo de riesgos; la mayoría de las familias que decide construir un natatorio en el jardín de su casa es porque habitualmente cuenta con una familia numerosa y las piscinas son un buen entretenimiento. Lo que ocurre en varios casos, es que sólo se construye la piscina, se la cuida, se la mantiene pero no se piensa en los posibles peligros que ésta puede representar para los más pequeños o para aquellos que no aprendieron a nadar correctamente. Los cercos para piscinas son estructuras que pueden ser fabricadas en hierro, metal, plástico o madera que resguardan a los niños y animales del peligro de caer en el agua; no existen cercos prefabricados ya que cada uno debe hacerse a medida. Dicha medida coincidirá con el borde de las dimensiones del natatorio; existen varios modelos, están los altos, los anchos y los que poseen puertas con llaves para evitar ser vulnerados por la mascota. De acuerdo a varios estudios realizados en los últimos años, los accidentes en las piscinas disminuyeron considerablemente con la construcción de cercos en sus alrededores; también, las familias aseguran sentirse más seguras ya que no deben estar vigilando el natatorio constantemente pensando de que alguno de los niños pueda caerse al agua.

cercos-piscinas
A pesar de las vallas, es bueno explicarle a los niños su porqué y prevenirlos
 

Tipos de vallas o cercos

Como dijimos previamente, existen distintas clases de vallas para piscinas; independientemente de su material, esto necesariamente deben ser hechos a medida. Concurriremos a una casa de accesorios para piscinas en donde llevaremos dichas medidas para que el cerco sea construido; una vez allí nos preguntarán de qué material lo deseamos y al cabo de 3 o 4 días el cerco estará listo para su instalación. Por lo general, los cercos para piscinas deben contar con las siguientes características, entre muchas otras: resistencia al manipuleo, fácil instalación, larga vida útil, estética, resistencia a los agentes externos tales como la lluvia o el fuerte sol y deben ser ecológicos. Los cercos pueden ser construidos tanto en acero inoxidable como en pvc o madera; en caso de optar por la última, debemos pedir que antes de la instalación los fabricantes traten el material con líquido para exteriores y así alargar su vida útil.

Existen dos clases de cercos que no se emplean mucho, son de bajo costo pero tambiñen de baja estética, uno se denomina olímpico, y el otro recto. Los primeros suelen utilizar alambre tejido y son bastante altos; los segundos también utilizan este tipo de alambre pero son mucho más bajos. Este tipo de vallas se utiliza mucho para resguardar piscinas públicas, evitando que gente de las calles se introduzca en las instalaciones. Otras de las características de los cercos para piscinas debe ser su flexibilidad, deben permitir fabricar curvas horizontales o verticales a partir de tramos rectos. También deben ser capaces de resolver dificultades imprevistas que se presentan alrededor de los natatorios tales como resistencia a los golpes de pelotas o elementos con los cuales juegan los niños.

Las vallas mezclan materiales para su confección y diseño: encontramos los que están hechos de caño y red; las pequeñas dimensiones de las redes de Nylon dificultan que los niños puedan escalar el cerco, esto nos brinda una mayor seguridad. También podemos optar por los cercos desmontables hechos a base de red de Monofilamento de nylon, no afecta la vista del jardín y sus parantes de caño pueden ser removidos como instalados en pocos minutos gracias a su método de fijación por cápuslas de PVC. Una vez que se extrajo se puede guardar fácilmente ya que se enrolla sin complicaciones.