Alcalinidad total

Inicio | Agua

Más de una vez hemos escuchado a los fabricantes de piscinas hablar de ciertos factores que pueden ayudarnos a mejorar las condiciones físicas del agua, entre ellos el cloro, la depuración del agua a través del uso de la sal, los antiespumantes, etc.

La alcalinidad total del agua es un aspecto de ésta que debemos tener muy en cuenta ya que limita su utilidad y puede repercutir en severos daños en nuestro cuerpo; muchos se preguntarán entonces qué es la alcalinidad total. Seguramente hemos escuchado este término más de una vez, pero con otro nombre: indicador de Ph; una definición más técnica indica que es una sustancia química en solución acuosa que tiene el fin de ceder iones, la misma se expresa en equivalentes de base por litro o en equivalente de carbonato. La alcalinidad total indica la cantidad de cambio que se producirá en el ph con la adición de cantidades moderadas de ácido. El agua natural posee una alcalinidad compuesta casi íntegramente de iones de carbonato y bicarbonato, mientras que el agua de la piscina, al contar con diversos productos químicos, pierde muchas de estas propiedades.

Capacidad de neutralizar

sensores-alcalinidad-piscinasLa alcalinidad total nos muestra la capacidad tapón del agua, es decir, la capacidad del agua de neutralizar, su principal función es indicarnos cuando los niveles de ph son muy básicos o muy ácidos; cuando esto ocurre se debe recurrir a los correspondientes niveladores. Los productos alcalinos estabilizan los niveles de ph en alrededor de 7 y, gracias a su efectividad, se han convertido en los más comercializados; éstos se oponen a la acidez y neutralizan los ácidos al combinarse con ellos. La alcalinidad total nos brinda una guía para escoger el tratamiento adecuado para terminar con un agua cruda o un efluente; ésta rara vez excede los 300 mg/l, pero de todas formas es importante su control para saber los índices de carbonato de calcio y así evitar que el mismo forme costras en las paredes del natatorio. Los límites razonables de la alcalinidad total están entre 30 mg/l y 250 mg/l, de lo contrario los niveles de ph serían incorrectos y esto repercutiría en nuestro cuerpo con picazón en los ojos, irritación en la piel, etc.

La importancia del pH y la alcalinidad

alcalinidadUn ph correcto es importante para nuestra piscina y es que de acuerdo a éste obtendremos el confort buscado en nuestros baños; definimos al ph como una medida de acidez o de alcalinidad de una sustancia, esta unidad de medida es la que nos permite controlar las propiedades físicas del agua. La alcalinidad total puede medirse utilizando también la escala de ph, los números que rigen dicha escala van del 0 al 7 (indican las soluciones ácidas) y de 7 a 14 (indican soluciones alcalinas). Cuanto más ácida es una sustancia, más cercano su ph estará de 0; cuanto más alcalina es una sustancia más cerca estará de tener un ph cercano al 14. Cada vez que agreguemos nueva agua en la piscina, es necesario realizar un nuevo control de ph ya que ciertas propiedades pueden añadirse o perderse, lo cual alteraría el ph en cuestión.

Existen métodos diferentes para darnos cuenta de si contamos con los niveles de alcalinidad total correspondientes en un estanque, uno de ellos es utilizando un trozo de papel indicador de ph. Cuando éste se introduce en una solución, cambiará de color; cada color del papel será un diferente indicador de un valor de ph específico. Aunque este método nos se caracteriza por ser muy preciso es el más empleado por su practicidad; actualmente se comercializan tiras de test disponibles que nos permiten determinar valores más pequeños, tales como 3.5 o 8.5.
 

La alcalinidad total no tiene unidades, se expresa simplemente por un número; cuando una solución es neutra, el número de protones igual al número de iones de hidroxilo; en el caso de que los iones de hidroxilo sean mayores, la solución se considera básica. Si esto ocurre con los protones, la solución es ácida. Como dato curioso, decimos que es inútil medir la alcalinidad total o ph del agua que traspasó el proceso de ósmosis inversa debido a que no contienen iones tampón; esto significa que el ph puede ser tan bajo como 4, pero al miso tiempo tan alto como 12.

Existen hoy modernos sensores de la alcalinidad (ver fotos arriba) que con un par de pilas funcionan de manera autónoma y constante, a bajo consumo, equipados con luces y alarmas para avisarnos de problemas graves de pH. No obstante estos aparatos no son distribuidos aún de manera amplia, y en la opinión de los expertos no son lo suficientemente confiables por ahora. Será cuestión de esperar un par de años, entonces, como todo.