Antiespumantes

Inicio | Agua

Cuando tenemos una piscina podemos contar con varios accesorios que pueden tener diversas funciones: entretenimiento, relax e higiene, entre otras; el antiespumante es un producto necesario a la hora de eliminar la espuma provocada por shampoos, lociones solares o productos químicos que utilizamos para desinfectar los estanques. Muchos individuos asumen que éste es un producto de poca relevancia, pero esta idea es errónea; los antiespumantes convierten a la piscina en un lugar más ameno brindándole una mejor imagen al agua.

¿Cómo funcionan los antiespumantes?

antiespumantesLos antiespumantes son productos químicos que evitan que se forme espuma con el movimiento del agua de la piscina; aunque nos cueste creerlo, el uso de lociones o cremas suelen provocar espuma en la misma y a su vez la contaminan enturbiándola. Las espumas sólo son estables en sistemas que contienen substancias que actúan como agentes tensoactivos; un ejemplo son los humectantes; las mismas se forman cuando el agua interactúa o reacciona con compuestos de los químicos, durante este proceso las burbujas pequeñas se combinan para formar otras más grandes que ascienden hacia la superficie rápidamente.

Los antiespumantes deben tener una tensión superficial inferior al del agente tensoactivo para que produzca el efecto opuesto y provocar así el adelgazamiento rápido de la espuma. Estos productos pueden tener una tensión superficial baja como la silicona y los aceites minerales; para mejorar su capacidad pueden combinarse con jabones metálicos los cuales poseen, a su vez, tensión superficial baja.

emulsion-siliconaTipos

El mercado nos ofrece varios tipos de antiespumantes, cada uno de ellos depende de la naturaleza del sistema; están aquellos constituidos a base de disolvente y agua, éstos están combinados con flúor lo que provoca una disminución aún mayor de la tensión superficial. Tenemos también los de tipo tradicional a base de aceites minerales y siliconas; éstos son muy fuertes y, en ocasiones, encontrar la dosis correcta puede ser complicado, para eso se recomienda realizar pruebas mediante agitación para encontrar la medida justa. Los antiespumantes convencionales se utilizan mediante dilución de agua, se recomienda agitar el contenido previamente y luego diluirlo con tres a diez partes de agua; esta emulsión se encarga de controla la espuma aniónica y catiónica y puede utilizarse en una amplia gama de rangos de ph.

Características

El antiespumante no se emplea únicamente en piscinas, sino en muchos proceso industriales; la mayoría de ellos se compone de emulsión de silicona de gran estabilidad y son diluíbles en agua; estos productos pueden aplicarse en todos los sistemas acuosos que generan espuma y es de gran efectividad ya sea en condiciones neutras, alcalinas o ácidas. En el 80% de los casos, estos productos se incorporan directamente en el medio a utilizar requiriendo únicamente una agitación suficiente para lograr una completa dispersión. Con respecto a la cantidad, como mencionamos previamente, es muy complicado de fijar ya que en piscinas deportivas se suele acumular más espuma que en las hogareñas, los expertos aseguran que la cantidad de antiespumante dependerá del gradiente de espuma a eliminar, de la estabilidad de la espuma en cuestión y de las condiciones específicas del agua. De todas maneras se sugiere comenzar aplicando una concentración de 50 a 100 ppm; es importante remarcar que este producto no es nocivo para el medio ambiente o los individuos, es biodegradable, no abrasivo, no corrosivo y tampoco inflamable.

Para una correcta limpieza del natatorio y lograr una deseada estética, siempre será necesario higienizar la piscina a fondo y luego aplicar este químico; los que todavía no lo han probado notarán la diferencia en la imagen del agua. Ésta se verá cristalina, sin espuma y convertirá el estanque en un lago de ensueño.
espuma