Clarificadores

Inicio | Agua

Las piscinas y el agua son dos elementos dependientes como también los es la limpieza de ambos, es decir, una piscina sucia conllevará a obtener agua turbia y al mismo tiempo, si las paredes o la superficie del natatorio no se higienizan correctamente, aportarán microorganismos al agua de los bañistas. Existen diversos productos químicos de limpieza para conseguir un estanque cristalino, su elección dependerá del problema de higiene de la piscina y de sus dimensiones, ya que muchos de ellos están destinados a piletas de diferentes estructuras.

Los clarificantes, el cloro, los alguicidas y los reguladores de ph son los químicos más empleados a la hora de llevar a cabo una limpieza profunda, todos ellos actúan similarmente pero ocupándose de varias áreas muy diferentes. El clarificante es el encargado de devolver aquel color transparente al agua, los alguicidas son los que eliminarán tanto los hongos como las algas que se arraiguen a las estructuras del natatorio, los controladores de ph serán los encargados de regular las sales minerales en el agua y el cloro es el que realizará la desinfección.

Accion de los clarificantes

clarificadorEn este documento haremos especificaciones sobre la acción de los clarificantes para piscinas, como mencionamos en el párrafo anterior, éstos están destinados a devolver al agua su color cristalino característico, pero al mismo tiempo posee otras propiedades que valen la pena remarcar. Como habitualmente las aguas de los natatorios están contaminadas, en especial si éstos son visitados por muchos bañistas, es necesario realizar un cuidadoso tratamiento de desinfección y mantenimiento.

Primeramente se recomienda clarificarla en caso de que ésta se encuentre muy turbia, luego se procederá a la filtración o desinfección para mejorar sus condiciones físicas, biológicas y químicas y por último ésta se adentrará en la depuradora para el toque final. Uno de los clarificantes más eficientes es el que contiene alumbre, su presentación es en forma de cristales de color blanco; su principal característica radica en las dosis adecuadas en polvo vienen señaladas para ser utilizadas en distintos volúmenes de agua y así evitamos dañar la salud de los usuarios. Debemos aclarar primeramente, que algunos clarificantes son desinfectantes mientras que otros poseen únicamente propiedades de clarificadores; la diferencia se basa en que la clarificación es un proceso por el cual se remueven partículas suspendidas del agua turbia para así tornarla clara. La desinfección, en cambio, es un proceso de eliminación o destrucción de microorganismos presentes en el agua los cuales pueden provocar enfermedades.

Los problemas sanitarios que pueden aparecer mientras los individuos disfrutan de un buen baño son múltiples, entre ellos podemos nombrar la transmisión de patologías, aparición de agentes nocivos o problemas de salud pública. Si procedemos a realizar una eficiente desinfección como a utilizar los correspondientes clarificantes, podemos minimizar los riegos; éstos últimos, los más completos, poseen un efecto biocida capaz de destruir de manera eficaz muchos microorganismos que puedan originarse o introducirse en el vaso de un natatorio. Los clarificantes cuentan con agentes oxidantes cuyo fin es destruir la materia orgánica presente en el agua originada por ambientes externos de vegetación en piscinas exteriores. Este tratamiento debe complementarse ya que dichos productos químicos sólo hacen una parte del trabajo; la filtración es primordial para eliminar las partículas de mayor tamaño y en casos de éstas sean muy pequeñas, existe floculantes para aumentar su tamaño y así puedan ser captadas por los filtros.

  clarificador

Clarificacion con compuestos naturales

Aunque parezca mentira y pueda sonar un poco excéntrico, los clarificantes no son únicamente productos químicos; las pepas de durazno y las habas se utilizan para conseguir un mejor color en los estanques. Se deben secar las pepas de durazno y las habas, molerlas hasta obtener polvo y una vez listo, se verte en el agua de las piscinas durante no más de 30 minutos. Después de ese tiempo, se accionarán los filtros para eliminar los restos de la composición como el resto de la suciedad; podremos observar que este clarificante es tan efectivo como cualquier otro de tipo químico.