Depuración del agua

Inicio | Agua

Como hemos asegurado en varios de otros artículos aquí escritos y publicados, el agua es el elemento principal de cualquier piscina: es que es allí en donde disfrutaremos de nuestro baño y si ésta no se encuentra en perfecta condiciones de higiene podemos contraer bacterias y virus muy nocivos para nuestra salud.
A la hora de realizar la depuración de agua o filtración de la misma, el mercado nos ofrece más de una alternativa viable, la tecnología ha avanzado de forma astronómica otorgándonos limpiadores automáticos más que eficientes. A continuación explicaremos el proceso de depuración del agua y los beneficios que éste conlleva consigo como los diferentes métodos existentes para realizar esta tarea.

Depuradoras y depuracion: definicion

depuradora-aguaAntes de adentrarnos en las características de la depuración del agua es necesario que definamos lo que entendemos por este término; depurar el agua significa librarla de cualquier clase de impureza que ésta pueda contener como por ejemplo los contaminantes o microorganismos. La depuración del agua no es un proceso unilateral debido a que contiene muchos pasos los cuales diferirán según el tipo de agua con la que estemos tratando; antes de comenzarlo, algunos contaminantes (aceite) pueden ser depositados en el tanque de sedimentación, en caso que realicemos la depuración del agua a través de sedimentadotes. Una vez que dichos contaminantes alcanzan el fondo del depósito es cuando son eliminados.

El agua contaminada debe ser desinfectada, habitualmente la desinfección se lleva a cabo a través del cloro; pero cabe destacar que los microorganismos no son únicamente una amenaza en el tratamiento del agua, pueden emplearse como un instrumento ventajoso cuando se utilizan en los procesos de depuración. Éstos pueden convertir contaminantes dañinos en sustancias inofensivas, este procedimiento es largo y se emplea solamente para el agua que está contaminada con agentes que los microorganismos, habitualmente bacterias, pueden convertir en inofensivos. La depuradora del agua, como mencionamos previamente, cumple el rol de remover las bacterias y microorganismos de la piscina, este proceso realiza una desinfección utilizando las sustancias disponibles para aniquilarla, a las mismas se las conoce como bactericidas o biocidas.

Depuración aerobia y anaerobia

depuracion del agua
Equipos que conforman el sistema de depuracion

La depuración del agua no sólo se realiza a través de bactericidas, existen artefactos que se encargan de higienizar la misma a través de tratamientos especiales, los más conocidos son los de tipo aerobio y anaerobio.

Cuando las bacterias se emplean para depurar el agua a través de métodos aerobios, significa que éstas dependen del oxígeno para convertir los contaminantes del agua; las bacterias aerobias sólo pueden convertir compuestos cuando se hace presente una gran cantidad de oxígeno el cual es necesario para llevar a cabo cualquier clase de conversión química. Cuando utilizamos el método anaeróbico las bacterias pueden convertir a los agentes nocivos en benignos siempre y cuando los niveles de oxígeno sean bajos porque utilizan otras clases de sustancias para realizar la conversión química. La conversión anaeróbica de una sustancia requiere más pasos que la conversión anterior, pero el resultado final es menos satisfactorio ya que el agua suele albergar restos de microorganismos todavía.

Ozono

El ozono es un componente muy común en la depuración de agua de piscinas, es un oxidante con propiedades poderosas ya que posee un poder de esterilización 3.000 veces superior al cloro lo que permite eliminar microorganismos que los convencionales bactericidas no consiguen remover. Además, consigue efectuar esta tarea en períodos de exposición muy reducidos del alrededor de 3 minutos; la formación de ozono es sencilla, se realiza a través de una descarga eléctrica; en el agua tiene un lapso de duración limitado por lo que vuelve a convertirse en oxígeno no generando ningún tipo de residuo o subproducto.