Proteccion de piscinas

Inicio | Agua

Con el buen tiempo vuelven las ganas de disfrutar de nuestro natatorio; no sólo necesitamos contrarrestar el calor sino también practicar diversas actividades acuáticas o de relax; el descanso en las piscinas puede ser muy beneficioso para los individuos, nos ayuda a relajar los músculos y volvemos a nuestra vida cotidiana con un aire nuevo.

Pero para poder disfrutar plenamente de nuestro estanque necesitamos mantenerlo en condiciones tanto útiles como higiénicas, y es por esto que debemos limpiarlo de forma regular y así evitar contraer algún virus o bacteria. Existen tratamientos específicos cuando hablamos de protección de piscinas; con ellos garantizamos la salubridad tanto del agua como de quienes se bañan en ella. Pero los tratamientos no son suficientes para tener una buena pileta; el mantenimiento incluye factores como las paredes, fondos, pintura, accesorios, filtros, etc. Para que podamos hacer un buen uso de cualquier pileta, es necesario que los elementos nombrados previamente estén en perfectas condiciones. A su vez, es necesario comprobar que la construcción no esté deteriorada y que sus elementos de depuración funcionen correctamente.

Limpieza

proteccion-piscinasUn muy buen modo preventivo de protección de piscinas es limpiarla de forma regular; pero existe un problema que suele darse en los países europeos a diferencia de Latinoamérica, nos referimos a la sequía. En lugares como Madrid se prohíbe vaciar la piscina durante el invierno por culpa de este inconveniente; en el caso que habitemos en lugares que sufren estas condiciones, debemos seguir las reglas y el mantenimiento del natatorio se llevará a cabo en otra estación. Si tenemos el natatorio vacío lo primero que debemos hacer es revisar el vaso de manera rigurosa; esta medida preventiva se realiza para cerciorarnos que no haya fisura en las tuberías. Si estas se presentan, las solucionaremos con epóxido, una masilla con altas propiedades adhesivas. También debemos revisar los azulejos de las paredes, muchas veces algunos de ellos se desprenden y no nos damos cuenta.

fisuras-piscina
fotos de fisuras peligrosas

La protección de piscinas también incluye arreglar las grietas o aberturas que puedan presentarse en las paredes o el suelo; esto significa que luego de reparar los posibles huecos, rasgaduras o remover manchas, debemos (en caso de que ni la pared ni el fondo posea azulejos) pasarle al menos dos manos de pintura. Como lo que estamos pintando es una superficie en la que luego se verterá agua, la pintura a utilizar deberá ser especial; en la pinturería nos asesoraremos con respecto a las cualidades y la resistencia de la misma hacia los productos químicos y el cloro. Si la piscina permanece intacta, entonces lo único que deberemos hacer es limpiarla a fondo, ya que tras muchos meses sin utilizarla, la suciedad se encontrará acumulada en las paredes. Esta limpieza la llevaremos a cabo mediante cepillos especiales que se adaptarán según al material del natatorio; para remover toda la suciedad se emplearán ácidos que también dependerán del tipo de natatorio (poliéster, o de obra). Para los que recién están realizando los primeros trabajos de mantenimiento o protección de piscinas, es importante saber que no deben utilizarse jabones, debido a que ocasionan efectos reactivos con el cloro y demás productos químicos. Una vez hecho esto, es crucial revisar el estado de ciertos componentes como la bomba, los filtros (purifican y permiten la correcta circulación del agua) y la depuradora (la cual se encarga de limpiarla). Revisar el skimmer es también muy importante, ya que a través de éste aspira las impurezas de la superficie depositándolas en un cesto.

El mantenimiento del natatorio no debe realizarse de forma mensual o trimestral, sino que diariamente; siempre debemos limpiar la superficie del agua con un recoge hojas retirando los insectos o desperdicios que puedan caer sobre ella. La limpieza del fondo es también relevante, en caso de no querer hacerlo por nosotros mismo ya que puede resultar un trabajo un tanto agotador, podemos comprar un robot que lo haga por nosotros. Recoger los residuos no es suficiente para una buena protección de piscinas en su globalidad; es imprescindible el tratamiento del agua con cloro y estabilizadores de ph. Estos productos purifican y desinfectan el agua convirtiéndola en inocente hacia el cuerpo humano; brindándonos la seguridad necesaria para permanecer en ella todo el tiempo que deseemos.

  limpieza