Purificador de agua

Inicio | Agua

Los purificadores, así como las bombas depuradoras de agua, son elementos trascendentales a la hora de cuidar el agua de una piscina. Recordemos que las piscinas tienden a ensuciarse con mucha facilidad y es preciso que realicemos un constante mantenimiento del agua, utilizando los productos químicos y los accesorios más adecuados. Tanto las sustancias que desprenden las personas al sumergirse en el agua (sudor, saliva, restos de bronceadores o cremas, etc.), como el hecho de que la gran mayoría se ubican en el exterior de las casas y, por lo tanto, están expuestas al polvo que circula en el aire, convierte a las piscinas en un tentador ambiente para la formación de bacterias y microorganismos peligrosos para el ser humano. Un ejemplo muy común de bacterias que suelen asentarse en las piscinas es la Legionella pneumophila, conocida también como “enfermedad del legionario”, la cual consiste en un tipo grave de neumonía (incluso puede desembocar en la muerte de quien se ha contagiado).

Lo cierto es que hoy en día hay algunos elementos disponibles en el mercado que son realmente indispensables, como los filtros o los purificadores de agua, los cuales trabajan para mantener el agua en las condiciones sanitarias indispensables para que las personas puedan utilizar la piscina. Aquí nos ocuparemos de los purificadores y los depuradores de agua, enumerando las principales funciones que cumplen y detallando las características más sobresalientes de algunos de los tantos modelos que existen en el mercado.

Tipos de purificadores de agua

filtros-purificadores
piscina mantenida por filtro purificador de agua automatico

Básicamente, existen dos tipos de purificadores: aquellos que para funcionar utilizan electricidad y aquellos que no. Los purificadores de agua que no consumen electricidad son los más comunes y aquellos que los especialistas suelen recomendar más a menudo. Estos purificadores ayudan a reducir el consumo de cloro entre un 50 y un 80 %, al mismo tiempo que mantienen el agua pura y cristalina, lo cual, además de prevenir la formación de bacterias, hongos y algas, evitará el ardor de ojos y el daño que ocasionan los productos químicos al pelo y la piel de las personas. El funcionamiento de este tipo de purificadores es muy sencillo, ya que son accionados por la corriente misma del agua, lo cual brinda a los usuarios mayor seguridad y confianza. Además, poseen la ventaja de ser menos costosos y su instalación resulta mucho más sencilla.

Purificadores que consumen electricidad

ionizador-agua
equipo ionizador del agua

Los purificadores de agua que utilizan electricidad, por su parte, son menos utilizados que los anteriores, aunque su funcionamiento es excelente y muy eficaz. Este tipo de purificadores se basa en un proceso de ionización, el cual agrega al agua una pequeña cantidad de iones de plata y de cobre, los cuales resultarán suficientes para neutralizar la acción de bacterias, virus, algas, etc. Este sistema, a pesar de ser más costoso que el tradicional, presenta un rendimiento un tanto mejor y algunas ventajas importantes. En primer lugar, se estima que con este tipo de purificadores se puede llegar a realizar un ahorro de hasta el 90 % en los productos químicos normalmente utilizados para el mantenimiento del agua. Además, se ha comprobado que los iones que estos purificadores agregan al agua son inocuos, por lo que el organismo de las personas no percibirá en absoluto su presencia en el agua de la piscina, a diferencia de lo que ocurre con productos como el cloro, que provoca ojos rojos y reseca la piel. Otra de sus ventajas es que los iones no se evaporan, manteniendo el agua constantemente desinfectada, algo que no ocurre con el cloro, el cual suele evaporarse luego de algunos días de aplicado. Por último, es importante destacar que consume muy poca energía eléctrica (menos de la décima parte de una lamparita de 100 w) y sólo requiere permanecer encendido por 8 horas diarias.

Los purificadores solares

Pero existen otros tipos de purificadores de agua: de entre todos ellos, una de las alternativas más interesantes que surgió en los últimos tiempos es la de los purificadores solares. Estos purificadores llevan a cabo el mismo proceso de ionización que los eléctricos, solo que estos reciben su energía del sol. Los purificadores solares más novedosos logran aprovechar al máximo la energía del sol, ya que aún en días de abundante nubosidad logran captar hasta el último rayo de radiación solar.

 
purificadoras-agua

Pero ninguna piscina estará completamente protegida de la suciedad sin un buen depurador. La acción de los depuradores, junto con los filtros y los purificadores, resulta esencial para el mantenimiento del agua, pues lo ideal es contar con un equipo de limpieza de piscinas en el cual no falte ninguno de estos elementos.

Para arrojar buenos resultados y trabajar en forma eficiente, un depurador debe contar con ciertos requisitos indispensables. En primer lugar, deben estar fabricados de polietileno reforzado, pues en algunos casos son instalados a la intemperie. Además, sus paredes deben tener un buen espesor, puesto que deben soportar la gran presión interna.