Moda en bañador de mujer: adonde apunta

Inicio | Bañadores

El bañador de mujer es una de las piezas más importantes a la hora de disfrutar la piscina, es que, en contraposición a los hombres, las mujeres son las que buscan desesperadamente un accesorio que las haga lucir estéticamente perfectas.

Esta razón es la que llevó a los diseñadores a incursionar en este campo haciendo que la moda de bañador de mujer sea hoy una realidad; aunque para muchos de nosotros un bañador sea un mero elemento que utilizamos para adentrarnos en una piscina, para el sexo femenino este prenda marca una tendencia, mejor dicho “su tendencia” y es por eso que podemos definir a un individuo por la clase de bañador que utiliza.

moda-banadores-mujerLa moda de bañador de mujer no incluye las simples bikinis ni los trajes de baño ("mallas") enterizas, sino que ahonda mucho más dentro de todas las posibilidades que esta pequeña prenda puede brindarnos; cuando todos pensamos que ya se había creado hasta lo inimaginable, el mercado nos sorprendió con las sexies trikinis las cuales lanzan una premisa “atreverse a ser sensual, ser parte de una fantasía e incorporar sin temor las tendencias que vendrán”. Para ser un poco más explícitos y brindar una mejor idea de la imagen de una trikini, señalamos que éstas son muy similares a las bikinis pero más diminutas, es decir, dejan mucho menos a la imaginación; su conjunto de dos piezas está unido por una pequeña tira que está confeccionada del mismo material que las otras dos piezas pero, por supuesto, su color puede variar de acuerdo al modelo que hayamos elegido. Los conocedores en moda de bañador de mujer aseguran que la trikini es un accesorio que ha llegado para quedarse, las que se comercializan hoy en día presentan dibujos y formas tan diversas como colores “excéntricos”; las que se utilizan en Brasil poseen figuras de frutas rojas y amarillas, mientras que la mujeres argentinas prefieren los colores lisos que oscilan en una gama de azules oscuros.

moda-trajes-bano-mujeresEn Europa esta tendencia recién ha empezado a surgir y son sólo las españolas quienes se animan a exhibirlas en Marbella o las playas de Ibiza; el mercado americano no ha hecho mucho hincapié en su incorporación pero se estima que esta situación cambiará en muy poco tiempo. La moda de bañador de mujer no se detiene allí, es que el sexo femenino suele tener en cuenta no sólo el tipo de bañador sino los colores de éste; ¿Qué queremos decir con esto?, sencillamente que una chica no pone atención en cuan diminuto o grande es un modelo de traje de baño sino en que sus colores combinen perfectamente con el color de sus ojos o con los matices de su piel.

Todas las mujeres son conscientes de que el color negro “adelgaza” gran parte de su figura y esta característica se ve reflejada a la hora de mirar los diseños de bañadores; no es casualidad que en el verano del año 2006, las ventas de bañadores femeninos en colores negros u oscuros haya sido mayor que la venta de aquellos confeccionados en colores pasteles o claros. Como hemos mencionado previamente, la moda de bañador de mujer tiene un único objetivo: mejorar la figura femenina y por eso utiliza todos los recursos a su alcance: figuras, estampados, colores, formas, etc.

Un bañador para cada mujer

La moda de bañador de mujer puede ser “justa” o a veces muy cruel, decimos con esto que es muy probable que en determinadas regiones o naciones una mujer de un peso considerable no encuentre una talla apropiada para su cuerpo debido a que los cánones estéticos llevaron a los fabricantes de trajes de baño a confeccionar sólo prendas para chicas delgadas.

 

De todas formas, podemos afirmar que con el correr de los años esta situación cambiará ya que son muchos los países que han incorporado a sus legislaciones una normativa para evitar que las adolescentes o mujeres con un peso excesivo se queden sin bañador. Esto hace que los fabricantes de estas prendas se limiten sólo a diseñar modelos diminutos o estilizados; actualmente ya contamos, en Latinoamérica, con tiendas que diseñan trajes de baño para gente con sobre peso y, aunque suene extraño, siguiendo los parámetros de la última moda de bañador de mujer. Es decir, no sólo las personas con sobrepeso pueden encontrar un traje de baño apropiado sino que también éstos siguen los patrones de la última moda; aunque esta actividad no se haya generalizado aún, promete obtener buenos resultados.