Slips: bañador de hombre

Inicio | Bañadores

El slip (bañador de hombre por antonomasia) es uno de los trajes de baños más populares entre el género masculino. Es cierto que las modas han marcado tendencia, pero igualmente esta prenda todavía prevalece y parece no retirarse jamás.

Actualmente, si un hombre se dirige a una tienda de bañadores podrá optar por un boxer, una bermuda, un slip o una sunga en su defecto, la cual se parece mucho a este último; de acuerdo a varias encuestas realizadas durante el verano 2007 en las playas latinas, la cantidad de personas que han optado por el slip bañador de hombre es mucho mayor a la del verano 2006. Para entender el por qué del crecimiento y auge de dicha prenda debemos hacer énfasis en sus características; primeramente, sus fanáticos aseguran que es mucho más cómodo, es como “estar en ropa interior pero en la piscina”; para los más interesados en su figura corporal, afirman que el slip bañador de hombre les permite broncearse de forma mucho más pareja que si utilizan una bermuda o un boxer.

slips-banadores-hombresEstán aquellos que vuelven a hacer hincapié en la comodidad, asegurando que tanto para una piscina como para el mar, el desplazamiento en el agua es muy favorable en slip ya que éste es ajustado y tiene menores probabilidades de desprenderse al practicar algún deporte acuático. Los boxers, por su parte, suelen perderse en el agua ante un movimiento brusco o un clavado desde un trampolín.

El uso del slip bañador de hombre también se relaciona íntimamente con las culturas; en Europa como en Latinoamérica éste hace furor en playas pero no en piscinas ya que se considera una cuestión de “moda” o “tendencia”; en el resto del mundo el slip ha ido ganando adeptos y es por eso que las marcas de primera línea como Adidas o Niké empezaron a confeccionar este tipo de mallas con materiales especiales resistentes al cloro y a la fricción con el agua.

Cuando usarlos

slipsLucir una prenda como un slip bañador de hombre tiene sus pros y sus contras, es que aunque el slip es más cómodo y permite un mejor bronceado en todo el cuerpo, el short nos posibilita practicar algún deporte cuando estamos fuera de la piscina. Además algo esencial que debemos señalar con respecto al uso del slip se basa en la figura corporal; no todos los hombres poseen un esbelto y trabajado físico y es por esto que no muchos tienen la posibilidad de lucir un bañador de hombre.

El slip es justamente el mejor ejemplo; un hombre excedido de peso no lucirá el slip como un joven de entre 23 y 27 años el cual practica deporte y por ende posee una buena silueta; los bañadores deben ser elegidos tanto por comodidad como por estética, algunas veces es aconsejable optar por un short que disimule ciertos rasgos que no queremos mostrar. El modesto diseñador Jorge Ibáñez, experto en la temática de bañadores y moda, explicó que el slip bañador de hombre es una de las prendas más complejas, ya que, como mencionamos previamente, se necesitan de cualidades físicas tanto para lucirlo como para que resulte cómodo.

El slip también hace a la comodidad, si entrevistamos a un nadador de 24 años es muy probable que nos asegure que el slip es el bañador más cómodo que jamás ha usado, mientras que un hombre maduro con atributos promedio seguramente dirá que preferirá un boxer para nadar en una piscina y esta diferencia radica en que, a cuanto más edad posee un individuo, éste opta por una prenda mucho más “holgada”.

 

nadando-en-slipModelos

Actualmente son muchas las empresas que se han dedicado a confeccionar slips bañadores de hombre y esto se debe a su buena repercusión en el mercado; podemos encontrar distintas mallas de diferentes diseñadores pero todas ellas poseen características comunes. Son muy resistentes al cloro, ya que están confeccionadas de lycra de primera calidad; también poseen una larga vida útil debido a que resisten, además, los efectos de todo tipo de desinfectantes o bactericidas.

El slip bañador de hombre cuenta con diferentes elasticidades, algunos modelos son más ajustados y otros un poco más holgados, resultando entonces que la elección de los mismos dependerá en gran medida de su utilización. En lineas generales, no obstante, los últimos son principalmente empleados por aquellos que practican deportes en piscinas además de la natación convencional.