Calculo de piscinas

Inicio | Construcción de piscinas

A la hora de construir un natatorio son muchos los factores que debemos calcular como tener en mente, entre ellos, la cantidad de bañistas que nuestro estanque albergará, las dimensiones, los equipos de filtrado, los materiales de la construcción, el suelo en donde se asentará, etc. Es por esto que tanto instalar como construir una pileta no es algo muy sencillo, debemos ser cuidadosos en todos los aspectos que rodeen el montaje de la estructura y requerir asesoramiento de profesionales eficientemente capacitados para esta obra.

El término “cálculo de piscinas” es muy utilizado en la jerga de los fabricantes y diseñadores de natatorios, éste es, a su vez, muy amplio, ya que abarca todos los factores que influyen en la instalación, obra y equipos de un estanque. Calcular el terreno que demandará una piscina recreativa no será la misma tarea que calcular el terreno que puede demandar un natatorio familiar; tampoco será igual el cálculo del volumen de agua para 5 bañistas que para 10. El cálculo de piscinas siempre estará ligado a las características que tenga la pileta, antes y después de ser colocada.

Aspectos generales en el dimensionamiento e instalacion de piscinas, cantidad de bañistas, colocación de filtros y volumen del agua

calculo-piscinasTodas las piscinas son diferentes, es casi imposible encontrar natatorios idénticos, ¿Por qué decimos esto?, porque las piscinas son, de alguna forma, los documentos de identidad de los jardines y aunque esta aseveración pueda sonar un poco extremista, es muy cierta. Es muy poco probable que al visitar los terrenos de cada casa encontremos dos natatorios idénticos en forma y colocados de la misma manera, esto sucede debido a que el cálculo de piscinas es diferente para todos los inmuebles. Seguramente, en una vivienda se tendrán dos hijos, y en otra quizás uno o tres, por ende los volúmenes de ambas estructuras diferirán; es algo casi certero que la ubicación tampoco sea la misma ya que en una de las viviendas el fondo será menos extenso. Repetimos, cada natatorio es diferente y es por esto que así lo será el "cálculo de piscina" para su construcción, instalación y funcionamiento; otro ejemplo radica también en el modelo que adquiramos.

calculo-dimensionamiento-instalacionEn el caso de las piletas deportivas, sus medidas de ancho, largo y profundidad son esenciales para su homologación y deberán ajustarse a las normas del distrito en donde se construya; en las de tipo recreativas, por su parte, se debe calcular dos profundidades al menos: para adultos y niños.

En este último caso, se pueden adjuntar accesorios como chorros de agua, cascadas, nada contra corriente, toboganes, islas flotantes, etc. El cálculo de piscinas es, al mismo tiempo, muy diferente cuando tocamos el tema de los natatorios medicinales ya que aquí las estructuras se asemejarán más a grandes spa y se deben construir barandas y pasamanos, como rampas de acceso, se deben incluir ascensores acuáticos, etc.

Los procesos de tratamiento del agua también padecerán de un cálculo específico ya que no se podrá emplear cloro para su desinfección o alguicidas, los sistemas de filtrado y recirculación del agua deberán utilizar equipos especiales que funcionen durante muchos más tiempo que los equipos convencionales.

Cálculos de ubicación

La ubicación es fundamental cuando nos decidimos por adquirir una pileta, el cálculo de piscinas aquí incluye: consideraciones del perfil del suelo, el terreno, el viento, el sol, las normativas vigentes de construcción, etc. Sin lugar a dudas debemos calcular la cercanía de la vegetación de nuestro parque, ésta no debe interferir con el uso del estanque, es decir, provocar abundante suciedad o sombra que pueda quitarnos horas de sol. Es muy recomendable establecer la pileta en la zona de terreno más elevada para poder facilitar el drenaje y la colocación; si bien en las zonas rocosas la excavación puede presentar inconvenientes, a posteriori, la piscina estará mejor asentada, por el contrario, en un terreno pantanoso, las aguas subterráneas pueden traer problemas al drenaje.

De acuerdo a los cálculos de piscinas, los suelos más favorables para los estanque son aquellos que poseen una adecuada oxigenación a través de arena y gravilla; se deben remover las sales minerales en caso de que el suelo las contenga ya que éstas pueden ser corrosivas para las canalizaciones metálicas.