Desborde finlandes en piscinas

Inicio | Construcción de piscinas

Cuando de crear un espectáculo atractivo en nuestro jardín se trata, hacemos referencia al famoso "desborde finlandés". Es que hoy las piscinas no son meras estructuras que sirven únicamente como divertimento; en ocasiones, los usuarios deciden construir una en su vivienda para realzar el valor económico de su inmueble o simplemente lo emplean como instrumento ornamental.

Las piletas poseen un valor agregado mayor que el que mucha gente asume, y es por eso que los fabricantes de accesorios para estanques están ampliando cada vez más su gama de productos; años atrás una piscina era una simple estructura de plástico u hormigón. Hoy, encontramos piletas de fibra de vidrio, madera, acero inoxidable, desmontables, elevadas e hinchables entre otras; como así podemos elegir revestimientos únicos y hacer que nuestro santuario acuático luzca como una obra de arte.

El desborde finlandés es un tipo de cerámico de los más requeridos por aquellos que pretenden aprovechar al máximo los dotes de la pileta.

¿Qué es un desborde finlandes?

El desborde finlandés es un accesorio de piscina que nos permite retirar la suciedad al mismo tiempo en que ésta está ingresando al natatorio, por esto decimos que éste no se ensuciará al no dejar agua acumulada o estancada. El desborde finlandés hace honor a su nombre: desborda el agua constantemente lo que implica que tanto la suciedad como las impurezas no alcanzan a afectar el volumen total del agua; a este sistema se lo conoce también con el nombre de “espejo rasante”. Los beneficios que nos otorga son muy claros: una mayor calidad y pureza del agua con un mantenimiento casi nulo ya que al contar con un rebalse constante se elimina toda suciedad existente haciendo innecesaria la utilización de accesorios como el saca hojas.

desborde-finlandes
piscina-finlandesa  

Las piscinas tradicionales funcionan con un vaso contenedor de agua, toda la suciedad que ingresa desde fuera de ella queda contenida dentro de dicho volumen de agua; para proceder a retirar esa suciedad, que al cabo de dos horas se habrá ubicado en el fondo del estanque, debemos emplear el limpiafondos casi todos los días, ayudado por algún clarificante. Las piscinas con desborde finlandés se caracterizan por el hecho de que la suciedad se retira del espejo del agua sin contaminar el volumen, o el fondo. Para que la idea se comprenda más claramente, decimos que si tenemos un recipiente con agua hasta el borde e ingresamos más agua aún, entonces inevitablemente se desborda. En una pileta, el agua que se desborda se canaliza hacia el sistema de filtrado, que luego la retornará al natatorio, comenzando un ciclo nuevo; la idea aquí es usar el criterio y eliminar la suciedad caso al mismo tiempo en la que ésta ingresa, obteniendo así agua pura y transparente sin ayuda del filtro. Una piscina con desborde finlandés no solamente se ve espectacular por la calidad y brillo del agua sino que, desde el punto de vista arquitectónico, nos permite jugar con más de una alternativa como por ejemplo: espejos de agua que no cuentan con veredas a la vista y parecen rebalsar hacia el vacío.

Mas caracteristicas

Con respecto al saneamiento utilizando el desborde finlandés decimos que el programa de filtrado debe funcionar en cortos lapsos de 25 minutos cada uno varias veces al día, de esta forma nos aseguramos una piscina limpia. El tiempo de filtrado es corto debido a que cuando la suciedad ingresa al espejo del agua, flota durante un período de tiempo, no menor a dos horas, y antes de sumergirse será desplazada hacia fuera del estanque sin necesidad de pasar el limpiafondo.

 

El sistema de desborde finlandés nos permite no sólo librarnos de las tareas de mantenimiento sino que tiene una estrecha relación con los tiempos de funcionamiento de los filtros y depuradoras. Este tipo de natatorios tienen como ventaja principal controlar operaciones específicas: el desborde funciona al momento en que nos adentramos a la piscina y permanecemos en ella; el filtro jamás funcionará en el vacío; si por algún motivo se consume agua del estanque, se repondrá solamente lo que ha sido consumido y por el contrario, si ingresa agua de lluvia, se eliminará sólo el volumen ingresado.