Tratamientos antideslizantes

Inicio | Construcción de piscinas

Los natatorios no sólo se caracterizan por ser una de las mejores opciones para contrarrestar el calor del verano sino también suelen considerarse una alternativa para realzar la imagen estética de las viviendas, es por esto que son cada vez más los que deciden construir sus piletas con mosaicos o distintos tipos de mármol. Pero lo que estos individuos deben tener en cuenta es que el mantenimiento de un estanque hecho enteramente en mosaico, gresite o azulejos, es mucho más costoso y minucioso que el de una piscina construida en plástico u hormigón armado.

Pero si la imagen es un concepto que queremos anteponer, entonces debemos recurrir a productos tales como: antideslizantes para suelos de piscinas, ceras especiales, barnices para azulejos, etc. Dentro de este grupo de productos nombrados, los antideslizantes para piscinas son los más necesitados, y no únicamente para que la superficie de los bordes o suelos del natatorio luzcan radiantes, sino también para evitar posibles accidentes que se ocasionan debido al uso de la ceras.

Caracteristicas del proceso

Antes de referirnos a los antideslizantes para suelos o bordes de piscinas es necesario que definamos lo que entendemos por el término “antideslizante”; decimos que una superficie se considera de estas características cuando es capaz de neutralizar un deslizamiento. Desde hace ya mucho tiempo que los técnicos están trabajando para conseguir buenos resultados en antideslizantes pero no muchos lo han logrado; en algunos casos, para lograr esta característica se incorporaron materiales abrasivos como los granulados metálicos o el cuarzo. Y éstos, aunque lograron su cometido, tenían desventajas: la gran aspereza al tacto, acumulación de bacterias y problemas de limpieza. Los antideslizantes de suelos y bordes de piscinas, si no son confiables, conllevan a una abrasión mecánica que deteriora por completo la superficie tratada; en otros casos, se producen concavidades irregulares que alteran la imagen.En caso de poseer una piscina con borde o suelo de mármol o apliques de este material, es necesario tratarlo con mucho cuidado; el acabado hecho con este material refleja muy poco la luz y al mismo tiempo son susceptibles a las manchas que los pulidos suelen dejar. De todas formas, es muy fácil lograr que las superficies de mármol se tornen antideslizantes; para esto se deben seguir algunos consejos.

Antes de aplicar cualquier producto químico es necesario hacer un trabajo previo sobre el mármol; se recomienda pasar un trapo humedecido en agua caliente, luego utilizando un limpiador alcalino y un cepillo de cerdas duras, se lava la superficie a través de movimientos circulares. Se deja que la espuma actúe durante varios minutos para permitir obtener una mayor blancura y que se eliminen la totalidad de las manchas; luego secaremos el suelo con paños de algodón realizando círculos para evitar las marcas. Una vez que los bordes y las superficies están relucientes, aplicaremos un antideslizante para piscinas confiable en poca cantidad para obtener un efecto suave y no rústico.

tratamiento-antideslizante

antideslizante

Ventajas de un buen antideslizante

Como mencionamos previamente, los antideslizantes para piscinas generan ciertos riesgos si no son confiables o contienen productos químicos dañinos; los antideslizantes de calidad nos permiten disfrutar de una serie de ventajas inigualables.

 

Primeramente, las características de antideslizamiento se mantienen durante toda la vida útil del producto, reduciendo así el riesgo de accidentes; otra ventaja radica en la superficie tratada, ésta es mucho más cómoda al pisarla, no se escuchan ruidos molestos ni el impacto de los pasos. Los buenos antideslizantes para suelos son resistentes al desgaste, al agua, a ácidos y a la mayoría de los productos químicos, su composición aplicada hace que cuando el pie entra en contacto con la superficie, la presión tiende a que el suelo se comprima ofreciendo un mayor agarre y evitando así los resbalones. Para saber si estamos comprando un producto de calidad, podemos demandar ensayos sobre baldosas o pavimentos similares al nuestro y así nos cercioraremos que no ocasione ningún tipo de daño. En caso de contar con suelos muy frágiles necesitaremos asesoramiento para el tratamiento previo de los mismos antes de aplicar el producto.