Deportes Acuaticos

TEMAS RELACIONADOS

Inicio

Tipos y características

Aunque para muchos lo que vamos a afirmar a continuación suene un tanto extraño, los deportes acuáticos han tenido una fuerte presencia en ciertos sectores de la sociedad mundial desde siempre; es que son muchas las personas que observan las actividades acuáticas como un medio de ejercitación y de descarga al mismo tiempo.

Los profesionales de la medicina son los primeros que recomiendan practicar natación o algún deporte que se lleve a cabo dentro de la piscina o el agua, esto sucede porque es justamente esta última la causante de una ejercitación muscular y del organismo completa.

Para aquellos que todavía están en duda con respecto a adentrarse a este mundo les decimos que para encontrar el deporte acuático indicado se necesita conocer sus diferentes tipos; por eso se aconseja experimentar, no debemos preocuparnos por nada ya que contaremos con la ayuda de profesores expertos que nos guiarán en cada acción que realicemos. Los deportes acuáticos más conocidos son 3: water polo, salto y nado ( ver estilos de nado); aunque es cierto que si nos ponemos a investigar encontraremos infinidad de actividades que podemos realizar en una piscina, de todas formas estas tres son las más demandadas.

salto-aguaEl primero es un deporte que se ha puesto muy de moda en los últimos años, una breve descripción del mismo nos dice que se practica con equipos, cada uno de ellos tendrá 7 jugadores, uno de los cuales será el arquero; mientras que en su banca incorporarán 6 suplentes. Ninguno de los jugadores puede tocar la pelota con  las dos manos o golpearla con el puño, con excepción del arquero. Cada partido de esta actividad está dividido en cuatro períodos de siete minutos de duración con dos minutos de descanso entre la finalización de cada período; cada vez que el árbitro pite, el reloj se detendrá; el gol es convalidado cuando toda la pelota pasa la línea de gol, por supuesto el equipo ganador será aquél que haya anotado más goles. Como dato curioso señalamos que el equipo más poderoso es Hungría, su equipo ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1932, 1936, 1948, 1952, 1956, 1964, 1976 y 2000.

Otro de los deportes acuáticos que debemos describir es el denominado “saltos”, éstos requieren de habilidades tanto físicas como técnicas ya que los saltadores realizan una figura o serie de figuras las cuales poseen asignados distintos grados de dificultad. En esta disciplina los atletas saltan a una piscina tratando de perturbar de la menor manera posible el espejo de agua cuando se adentran en él; quien decide la calificación del salto es un grupo de jurados quienes evaluarán el grado de perfección del mismo.

El salto olímpico consiste en los siguientes estilos: plata forma de 10 metros, trampolín de 3 metros, salto sincronizado desde la plataforma de 10 metros y salto sincronizado desde el trampolín de 3 metros. El salto sincronizado se lleva a cabo por un dúo de atletas quienes deben ejecutar sus movimientos con una excelente coordinación en distancia, zambullida, velocidad y ángulo de entrada al agua; hoy en día, los países líderes en esta disciplina son China y Rusia. Por último, dentro de los deportes acuáticos, tenemos el nado sincronizado, éste es conocido también con el nombre de “danza del agua” y es una de las tres disciplinas olímpicas en las que sólo pueden competir mujeres. Como particularidad, la piscina en donde debe llevarse a cabo este deporte tiene que ser de al menos 3 metros de profundidad y 12 metros cuadrados de superficie; las nadadoras son calificadas de acuerdo a la calidad de expresión artística y a su capacidad técnica durante sus rutinas; dicho deporte es dominado hoy en dominado hoy en día por las atletas rusas y japonesas.

Aunque hemos mencionado los tres deportes acuáticos más importantes no podíamos terminar el artículo sin hacer referencia al surf; es cierto que el mismo se practica comúnmente en las playas pero esto no quita que también puede realizarse en algunas piscinas. Surfear no es sencillo, aunque los conocimientos básicos de cómo hacerlo pueden aprenderse en unas pocas clases, no más de 20, pero para poder recibirlas es necesario tener más de 12 años, saber nadar y contar con un certificado médico que acredite que el sujeto se encuentra en óptimas condiciones físicas. El surf puede practicarse en piscinas especiales diseñadas para emular olas de gran altura, es que son muchos los que prefieren empezar arriesgándose en un estanque a padecer las inclemencias del mar; sin duda es lo más conveniente; una vez que estemos listos, el instructor nos dirá que es momento de llevar nuestra tabla a la playa.