Columnas de hidromasaje

Inicio | Hidroterapia e hidromasaje

Las columnas de hidromasaje son muy similares a los spas o a las cabinas de hidromasaje pero, como su nombre lo indica, la gran diferencia de estas instalaciones radica en su diseño y método; las columnas son equipos situados de manera vertical sobre una pared y realiza las mismas funciones que un spa convencional sólo que para disfrutarlas debemos permanecer de pie. Son perfectas para aquellos baños de pequeñas dimensiones en donde un hidromasaje tradicional no puede ser instalado, sus diseños son variados así como los materiales que se emplean para su confección; actualmente, los fabricantes están innovando en diferentes tendencias de decoración para que el equipo se encuentre en armonía con la fachada de la vivienda.

columnas-hidromasajeDentro de las ventajas más destacadas de las columnas de hidromasaje debemos señalar la fácil instalación; cuentan también con mandos termostáticos y atractivos modelos que hacen juego con todo tipo de baño. Con respecto a los materiales más comunes que se emplean para su construcción, se destacan el acrílico, el cristal, el aluminio y la madera; los precios no dependen únicamente de los materiales que se empleen sino también de las aplicaciones de cada modelo.

Podemos encontrar en el mercado una amplia gama de precios que abarcan las columnas de hidromasaje más básicas hasta las más sofisticadas. De todas formas, como ocurre en la mayoría de los casos, los equipos de primera calidad suelen ser los más costosos, además cuentan con garantías que se extienden por mucho más tiempo para así poder estar tranquilo sabiendo que nuestra inversión está respaldada. Las prestaciones básicas de cualquier modelo de columna de hidromasaje se resumen en: estantes y porta espejos para guardar el jabón, la esponja y las cremas; griferías termostáticas que nos permiten fijar la temperatura del agua a nuestra conveniencia; duchas fijas y deslizables para cubrir distintas necesidades; duchas con distintas posiciones de masajes. En ocasiones, los modelos más sofisticados poseen jets orientables y regulables para tener el hidromasaje donde más se lo necesita; dichos jets tienen sistemas de autolimpieza que reducen el mantenimiento.

hidromasaje-columna-esquinaEn conclusión afirmamos que las columnas de hidromasaje permiten disfrutar el placer de un buen masaje durante el tiempo que lo deseemos sin pagar un solo centavo; estos equipos son prácticos, económicos y fáciles de colocar, sin mencionar que ocupan un espacio mínimo. Las columnas están preparadas para ser situadas en cualquier baño; disponen de un caño inferior para llenarse, algunos modelos cuentan con asientos abatibles, entre otros accesorios. El caudal recomendado para obtener un óptimo funcionamiento es a partir de 10 litros/minuto, de lo contrario el equipo puede dañarse.

Instalación de una columna de hidromasaje

Como hemos mencionado previamente, instalar una columna de hidromasaje es mucho más sencillo que hacerlo con una cabina de este tipo; pero es necesario antes de elegir un modelo saber de cuánto espacio disponemos. Básicamente el mercado nos ofrece dos modelos: los que se fijan a una pared o los que se colocan en un rincón; los últimos están aconsejado únicamente para los platos de ducha semicirculares.

Las columnas fijadas en la pared son ideales para las duchas cuadradas o rectangulares para así poder optimizar el espacio; la columna para bañera se instala en la misma ya que se dispone de un caño para llenarla, mientras que las columnas para duchas se deben colocar en el plato sin la presencia de un caño.

Antes de comenzar el proceso de instalación de una columna de hidromasaje es necesario comprobar que tengamos todas las piezas necesarias; podemos aprovechar las tomas de agua originales de la ducha para situar el equipo. Las columnas de rincón necesitan de tomas de agua a una determinada distancia del rincón en sí, dicha distancia estará especificada en el manual. Para decidir a qué altura colocaremos la columna de hidromasaje debemos tener en cuenta las dimensiones de los individuos que van a utilizar el equipo pues los eyectores destinados a las aplicaciones o lumbares deben llevar a cabo su función. En caso de que la pared en donde fijemos la columna posea cerámicas entonces debemos golpear suavemente con un granete y un martillo sobre el punto exacto en el que vamos a taladrar; así evitamos un posible resbalón de la broca sobre la baldosa y un deterioro del esmalte.