XXXXXXXXXXXXXXXXXXX1111111111

TEMAS RELACIONADOS

Climatización de piscinas

Cubrir la piscina

Cobertores para piscinas

Equipos de depuración de piscinas

Vaciado y limpieza de la piscina

Grava filtrante

Desinfeccion de piscinas

Residual de cloro

Uso del bromo


Inicio

Si llevamos a cabo una breve encuesta y les preguntamos a las personas que poseen una piscina en su hogar cuál es la tarea que más detestan realizar relacionada con el cuidado de su jardín, probablemente responderán “todo lo referido al mantenimiento del agua”.

Y es que cuando hablamos de mantenimiento de piscinas, básicamente nos referimos al cuidado del agua de la misma, aunque existen también otras cuestiones a las que deberíamos prestarle atención. Pero es sin dudas el correcto mantenimiento del agua el mayor reto para todos aquellos que han instalado una piscina, porque requiere de alguien perseverante y que no se deje desanimar rápidamente, ya que el mantenimiento de una piscina suele resultar particularmente difícil para aquellos que nunca lo hicieron o tal ver recibieron los consejos incorrectos y deben aclarar algunas cuestiones antes de volver a intentarlo.

Vaciado de la piscina para su chequeo obligatorio

mantenimiento-piscinasEn principio, es importante aclarar que se aconseja proceder, una vez por año y luego de un vaciado total de la piscina, a una exhaustiva limpieza de la misma, ayudados por los productos químicos adecuados. A continuación, lo ideal es llevar a cabo un minucioso chequeo del revestimiento de la piscina, con el fin de eliminar las grietas o hendiduras que puedan encontrarse, lo cual evitará que el proceso de desgaste se acelere. Las grietas pueden ser rellenadas con cemento blanco o algún producto por el estilo. Si nunca realizamos una limpieza profunda de la piscina, estos pasos nos servirán como “diagnóstico” para poder conocer los problemas de la piscina a fondo y tomar las medidas acordes al problema. En caso de haber encontrado un número muy importante de averías en la piscina y se tema que ésta se encuentre en un estado peligroso para la seguridad de quienes la utilizan, es recomendable consultar a un especialista (o, en caso de que la piscina aún esté en garantía, a los fabricantes) para que alguien capacitado pueda hacerse cargo de la situación y tomar las medidas necesarias para que la piscina pueda ser nuevamente utilizada. Una vez que hayamos reparado todas las grietas y llevado a cabo la limpieza del fondo y las paredes de la misma, se puede proceder a llenarla nuevamente.

medicion del ph de la piscina
La medición del pH del agua es fundamental dado que índices normales son requeridos para que los productos funcionen optimamente

Lo más importante viene ahora, ya que brindaremos a continuación algunos consejos para el mantenimiento general del agua de la piscina luego de ese primer “diagnóstico”. Lo más recomendable es limpiar el fondo de la piscina al menos dos veces por semana, utilizando los productos químicos recomendados por el fabricante y en las cantidades adecuadas. Luego de 24 horas, y si el agua ya está clara, podremos utilizar la piscina. Además, deberíamos medir el ph del agua una vez por semana y asegurarnos que se ubica entre 7,2 y 7,6, lo cual evitará dos importantes problemas: la irritación de los ojos y el desaprovechamiento del cloro, pues si el ph está por encima o por debajo de estos valores, el cloro no surtirá efecto en el agua de la piscina. En caso de que los valores de ph no se encuentren comprendidos en esa franja, podemos utilizar productos incrementadores o reductores de ph. Cada vez que añadamos agua a la piscina, es necesario realizar este control, ya que es muy probable que los valores del ph varíen.

La función del cloro es mantener el agua cristalina y en las condiciones sanitarias adecuadas, eliminando bacterias, hongos y demás microorganismos. En el caso del cloro, también es necesario controlar sus niveles al menos una vez por semana y deberían ubicarse entre 1 y 1,4 p.p.m. (partes por millón). Cuando haya llovido o la piscina haya sido utilizada por muchas personas, se aconseja duplicar la dosis normal de cloro. Hay que tener extremo cuidado con la ropa cada vez que se manipula cloro, ya que, en caso de manchar accidentalmente una de nuestras prendas, difícilmente luego podamos limpiarla y remover la mancha.

Problemas típicos en el mantenimiento del agua

Ahora pasaremos a mencionar algunos de los problemas que puede presentar el agua de una piscina y comentaremos brevemente cuál podría ser la posible solución. Un problema muy común que suele presentar el agua de las piscinas es un color verduzco que se debe a que existen algas.

 

En este caso, se recomienda triplicar por única vez la dosis de cloro y, en caso de que el problema persista, añadir un producto alguicida, que probablemente las erradicará definitivamente. Pero un problema aún más frecuente es cuando se advierte que el agua tiene un color turbio. Para solucionar esto, debemos tener en cuenta dos factores: que los niveles de cloro y ph sean los correctos y que la bomba de la piscina esté filtrando correctamente el agua. Probablemente el problema radica en alguna de estas causas.

Por último, otra cosa muy frecuente que suele ocurrir con el agua de una piscina es que tenga demasiada espuma. Esto se debe a la concentración de restos de cremas bronceadoras, sudor, lociones, etc. Aquí lo más recomendable será renovar parte del agua de la piscina y volver a chequear tanto los niveles de ph como de cloro.