Grava filtrante

Inicio | Mantenimiento de piscinas

Podemos dividir a los accesorios de piscinas en dos grandes grupos: los vitales para que el natatorio funcione correctamente, y aquellos cuya función es fomentar la estética, el ocio o el entretenimiento, pero que no son cruciales para el uso de la piscina. La grava filtrante es un claro ejemplo del primer grupo; muchas veces nos preguntamos si podemos llamar a un filtro o depuradora “accesorio”, ya que en realidad son elementos de los cuales no podemos prescindir si queremos un estanque en perfectas condiciones. Decimos que muchos de estos productos son esenciales para la vida de las piscinas, y sin lugar a dudas uno de los más importantes es la grava filtrante.

¿Cómo funciona la grava filtrante?

grava-filtranteLa grava filtrante es un tipo de filtro para piscinas (también utilizado en acuarios); su particularidad es que realiza una depuración de agua mediante una técnica muy particular la cual incluye filtros de arena, a alto caudal de agua y bajo contramatado; por medio de su utilización es posible eliminar las impurezas existentes en el agua y reducir drásticamente la cantidad de personas que contraen las “enfermedades de piscinas”. Créase o no, este filtrado a través de la grava filtrante es bastante antiguo; había sido adoptado en principio para otorgar soluciones a pequeña escala hasta que este artefacto fue perfeccionándose y logró resultados mucho mayores. Cuando las aguas presentan un aspecto turbio, son pasadas por la grava filtrante y así se logra eliminar el grueso de las bacterias y microorganismos que las contaminan. Algunas gravas poseen una característica muy particular; desarrollan en su interior bacterias que colaboran a eliminar los parásitos que se encuentran en el agua; este modelo de artefacto es el más costoso porque no necesita de un complemento para lograr una desinfección del 100%.

ESQUEMA DE UN FILTRO DE GRAVA

esquema-filtro-grava
1» entrada de agua "sucia"
2» grava
3» arena fina, al fondo gruesa
4» salida de agua limpia

Las gravas filtrantes se fabrican en recipientes de plástico, de concreto o ferrocemento. Para que funcione de manera correcta y elimine la totalidad de las bacterias del agua deberá trabajar de dos a tres veces por semana o en los posible, antes que se desarrolle la turbiedad. Alrededor del tubo del drenaje, en el fondo del tanque, se debe colocar 7,5 cm de grava y luego 5 cm de arena gruesa; por último 3 cms de arena fina y el artefacto está listo para funcionar. Para mantener siempre húmedo el material filtrante, la salida del tubo por el que se drena el agua deberá ubicarse al menos 5 cm más alto que el nivel superior de la arena; en caso de que el modelos de grava filtrante no posee un bactericida propio, se debe complementar su uso por medio de la aplicación del cloro. La filtración lenta de este tipo es uno de los procesos de tratamiento de agua más eficientes, económicos y simples; la grava filtrante posee un diseño sencillo que facilita el uso de los materiales y no necesita de ningún equipo especial. Al filtrar el agua a través de este sistema se mejora considerablemente la calidad ya que se elimina la turbiedad y el número de microorganismos; los resultados que se obtienen son similares a los provocados por los salinadores.

Características sobresalientes: limpieza y mantenimiento

gravaAdemás de que las gravas filtrantes son muy económicas, poseen ciertas características que hacen de este pequeño equipo un producto sobresaliente, entre ellas podemos nombrar que el agua pasa a través de un lecho de arena fina a razón de 0,1 a 0,3 metros cúbicos por hora. Funcionan tanto con aguas de alta turbiedad como de baja turbiedad; en la superficie del lecho se forma una película filtrante la cual contiene material orgánico e inorgánico retenido que luego será despedido fuera de la piscina. La actividad biológica del agua y su vida útil se extienden significativamente y por último decimos que la limpieza de la grava se realiza raspando unos pocos centímetros de la parte superior del lecho filtrante y reiniciando posteriormente el proceso de filtración. Su construcción está hecha en PVC, su material filtrante está compuesto por arena de grabo uniforme, grava, trozos de carbón vegetal y pedazos de piedra pómez; en algunos modelos, los cuales no cuentan con bactericidas, se debe agregar desinfectante tales como hipoclorito de calcio o líquido comercial en dosis apropiadas a los volúmenes que deben tratarse.