Nadando en piscinas municipales

Inicio | Natacion

Existen varios tipos de piletas que el mercado actual nos ofrece pero cada una de ellas está limitada por sus características de construcción; podemos elegir entre natatorios prefabricados, de hormigón, hinchables, de fibra de vidrio, etc. Pero, además de esta clasificación, encontramos aquella que divide a las piletas de acuerdo a sus dimensiones: piscina municipal, olímpica, semi-olímpica, recreativa y deportiva, entre otras. En este artículo haremos referencia a las características que posee una piscina municipal y los cuidados que debe tenerse si decidimos nadar en ella, ya que, como su nombre lo indica, es de tipo municipal, lo cual implica la presencia de varios bañistas simultáneamente.

Propiedades

piscinas-municipalesMás de una vez, en especial cuando éramos niños, hemos asistido a colonias o campamentos en done los natatorios eran la atracción principal de todos los allí presentes; y, por supuesto, nos hemos dado más de un chapuzón en aquellos complejos. Seguramente, por nuestra corta edad, no nos percatábamos de los riesgos que podía llegar a tener una piscina municipal; la característica principal que diferencia a este natatorio de los demás radica en la cantidad de gente que la utiliza. Los usuarios de este tipo de complejos son muchos y aunque en su mayoría los niños son los principales protagonistas, es muy probable que encontremos algún adulto mezclado en la multitud.

Como la cantidad de gente que alberga una piscina municipal es mucha y muy variada sus dimensiones deben ser considerablemente amplias y extensas; estos estanques son similares a los de tipo deportivo o recreativo ya que se construyen pensando en la cantidad de gente que los va a utilizar simultáneamente. Cuentan con más de un equipo de filtrado como depuradoras, ambos funcionan de manera constante debido a la infinidad de bacterias y microorganismos que se alojan en la pileta; es muy común que para asegurar una eficiente limpieza se utilice más cloro del habitual lo cual muchas veces es perjudicial para la salud de los bañistas. Otra de las características principales de estos estanques radica en los materiales de construcción; la piscina municipal está construida a base de hormigón armado el cual está perfectamente preparado para soportar la presión de agua y la que origina el gran número de usuarios y, a su vez, los bordes deben ser antideslizantes para evitar accidentes.

Precauciones

gente-piscina-municipalComo toda piscina municipal destinada al ocio y al entretenimiento debe contar con medidas higiénicas y de seguridad que debe cumplir a rajatabla; actualmente se cree que ahogarse en un estanque no es sólo un problema de agua sino también de cloro.

Los neumólogos aseguran que un exceso de cloro en la piscina puede exacerbar el asma y dañar las funciones pulmonares; y al mismo tiempo afirman que pasar mucho tiempo en un natatorio que contenga niveles aceptables de cloro puede también agravar enfermedades respiratorias. Mencionamos previamente que es fundamental que una pileta permanezca limpia, principalmente si a ésta asisten varios individuos al mismo tiempo, pero el término “limpieza adecuada” no debe conllevar a volcar más productos químicos de lo recomendable.

Este es un error común que muchos suelen cometer ya que piensan que como la piscina posee una dimensión considerable deben aplicar más químico de lo aconsejable, dicho error puede costar muy caro a los usuarios. Los expertos fomentan la actividad en las piscinas municipales ya que consideran a la natación como el deporte más completo que existe debido a que estimula el desarrollo y el fortalecimiento de toda la anatomía de la persona.
 

banistasSin embargo, el mal uso del cloro y los productos químicos que se emplean para la desinfección puede no ser del todo inocuo; se ha demostrado que una exposición a elevadas concentraciones de estas sustancias puede provocar graves enfermedades.

Esto es potencialmente perjudicial para los pequeños quienes tienen sus pulmones en plena fase de desarrollo y durante ese período la función respiratoria tiende a reaccionar de un modo anómalo ante la presencia de irritantes como el cloro. La piscina municipal debe tener un cuidado cauteloso pero no exagerado y las sustancias que deben utilizarse para mantener el agua habitable deben aplicarse en correctas dosis.