El legendario Water Polo

Inicio | Más » Deportes acuáticos

Ciertamente, algunos individuos dividen mentalmente a los deportes en dos grandes grupos: aquellos practicados por la alta sociedad y los que son realizados por la clase media; el water polo siempre se ha incluido en la primera de las clasificaciones.

Si nos preguntamos por qué ocurre esto debemos remontarnos a remotos tiempos en donde las piscinas eran, en principio, propiedad de Reyes y con el paso del tiempo fueron heredadas por magnates de gran nivel económico; este factor hizo que todos los deportes practicados en los estanques se consideran de un nivel social muy prestigioso. No es casualidad que los primeros países en practicar profesionalmente el polo acuático hayan sido España, Inglaterra, Francia, Alemania, Rusia, Holanda, Bélgica e Italia. Para poder lograr una mayor comprensión del water polo debemos comenzar definiéndolo, se entiende por éste un deporte que se practica en un estanque en el cual dos equipos se enfrentan; el objetivo del juego es marcar mayor número de goles en la portería del equipo contrario durante un tiempo reglamentado de partido.

Cada equipo dispone de 6 jugadores y un portero, cada equipo se debe diferenciar por el color del gorro de natación, de lo contrario el partido no puede jugarse; existen faltas, expulsiones definitivas y temporales, no se permite hacer pie ni ayudarse con las paredes o corcheras, estos son los aspectos que convierten en un deporte complejo y demandante.

El partido de water polo se divide en cuatro tiempos de juego con pelota en movimiento, esto lo diferencia de deportes como el fútbol en donde cuando la pelota no está en juego el cronómetro no se detiene; aquí cada vez que el partido se interrumpe, ocurre lo mismo con el reloj oficial. Con respecto a las reglas básicas del polo acuático, se destacan: las dimensiones del área de juego la cual debe estar comprendida entre 20 y 30 m de largo y entre 10 y 20 m de ancho; la profundidad del agua puede establecerse entre 1,50 a 2,40 metros; la duración de cada encuentro será de 28 minutos a reloj parado, este tiempo estará fraccionado en 4 períodos de 7 minutos cada uno. Los goles pueden marcarse utilizando cualquier parte del cuerpo, menos con el puño cerrado, se puede tirar el balón de cualquier área de la piscina; no se permite controlar el balón con las dos manos a la vez y por último señalamos que las expulsiones duran 20 segundos.

water-polo

waterpolo-fotosPosiciones

Las posiciones del polo acuático se dividen en tres: ataque, defensa y portería; excepto por el portero, las demás posiciones de los jugadores pueden variar a lo largo del partido según la situación lo requiera y es por esto que los jugadores deben saber desenvolverse en cualquiera de ellas. En el ataque los individuos se sitúan en arco alrededor de la portería contraria a una distancia no mayor de 6 metros; el boya se sitúa en el centro del ataque y a una distancia de unos dos metros de la portería contraria; cuando un defensor es expulsado y el equipo contrario posee un jugador más la disposición de ataque puede variar, este aspecto dependerá de cómo plantee el entrenador el partido.


Existen infinidad de jugadas en el water polo para aprovechar una superioridad numérica, las más utilizadas son las modalidades “4-2” y “3-3”; el portero tiene como función principal parar los goles, es decir, bloquear el balón y rechazarlo para impedir que le anoten un gol. Posee algunos privilegios que el resto de su equipo no tiene, siempre y cuando permanezca en la zona de 5 metros delante de su portería; el portero es el único jugador que puede golpear el balón a puño cerrado o tocarlo con las dos manos; a su vez es el único que puede tocar el fondo de la piscina aunque esto no es habitual. El reglamento le impide pasar la mitad del campo, pero puede dar el primer pase del ataque. Por último tenemos la defensa, aquí los jugadores se sitúan de la misma manera que los atacantes pero defendiendo su portería; en caso de que la defensa se encuentre en inferioridad numérica se realiza los que se conoce como “bloqueo de brazos” en donde se trata de impedir que el atacante vea con claridad hacia donde va a dirigir el balón. Entre las curiosidades del water polo o polo acuático, podemos nombrar los bañadores; los jugadores suelen llevar dos ante el riesgo de roturas o pérdidas de alguno debido a las fricciones o luchas para ganar posiciones. El arbitro puede, si lo desea, revisar las uñas a los jugadores y obligar a cortarlas si nota que existen irregularidades en ellas.