Duchas balsámicas

Inicio » Saunas y baños terapéuticos

La ducha escocesa

Las duchas escocesas forman parte de un gran grupo de nuevas modalidades relajantes que el mercado nos ofrece; junto a ellas también podemos mencionar a las duchas finlandesas, ambas diseñadas como alternativas de spa para mejorar el rendimiento físico y psíquico de los usuarios.

Para comprender un poco más el funcionamiento y objetivo de cada uno de estos baños pasaremos a describirlos detalladamente; la ducha escocesa alterna chorros de agua fría, tibia y caliente para trabajar de diferentes formas sobre el organismo, lo que se estila actualmente es combinar esta técnica con sesiones previas de sauna para poder lograr una completa dilatación de los poros de la piel y para que a su vez se eliminen las toxinas y el agua ejerza sus propiedades al máximo. Las duchas escocesas cuentan con sistemas muy particulares de inyección; los mismos combinan la temperatura con la presión del agua, esta última es regulada por el mismo bañista quien permanece de pie para la sesión la cual dura entre 20 y 30 minutos. Cuando el agua caliente se mezcla con el vapor se consigue dilatar los vasos sanguíneos y así relajar los músculos y las articulaciones; también se logra aumentar el influjo de sangre y calor a la superficie del cuerpo, aliviando dolores, contracturas musculares y la artritis, entre otras afecciones.

ducha escocesaAl momento en que se emplean los chorros calientes a una presión intensa, la ducha escocesa realiza un trabajo más enfocado: alivia zonas afectadas por dolores musculares como pueden serlo el área lumbar, el cuello y la espalda; el agua fría, por su parte, se encarga de comprimir los vasos llegando a reducir la inflamación, la congestión de la piel, los cuadros febriles y generando una mayor afluencia de sangre hacia los órganos internos.

La ducha escocesa también puede aplicarse sobre las piernas, lo cual es altamente recomendado, para combatir un mal tan común como la celulitis. Para lograr los efectos deseados, se debe aplicar el agua a alta presión de manera tibia, ni caliente ni fria; en caso de querer tratar enfermedades más complejas como son las várices y la adiposidad localizada, entonces la misma agua tibia será utilizada pero a presión media, como un calmo y suave masaje.

Ducha finlandesa

La ducha finlandesa posee efectos similares a la anteriormente mencionada, y a los del baño de vapor; es que, de acuerdo a los fabricantes de este accesorio, la ducha finlandesa es una variante del uso del vapor. La gran ventaja de este elemento es que puede instalarse en espacio pequeños aprovechando el lugar que la bañera o el hidromasaje nos brinda; esta alternativa se caracteriza por su alta presión de agua en los picos inyectores; para que puedan alcanzar los 5 kg/ centímetros cuadrados; los sistemas de presurización balanceados deben ser adecuadamente diseñados.

ducha-finlandesaLa ducha finlandesa consta de 4, 6 u 8 inyectores laterales colocados de acuerdo a un diseño cuidadosamente estudiado dentro de una ducha; se complementa con un duchador superior de alta tecnología y, en ocasiones, un duchador manual.La forma más rápida de conseguir los beneficios que éste sistema posee es ducharnos con agua fría y caliente alternativamente; se debe empezar con agua templada hasta que logremos una temperatura caliente para originar vapor. Cuando esto ocurra cambiaremos a agua tibia dejándola que caiga por el lapso de 10 minutos sobre nuestro cuerpo; repetiremos esta operación tres veces y terminaremos con agua tibia o caliente según deseemos. Esta forma de ducharse resulta ser muy beneficiosa para el tejido conjuntivo ya que reafirma la piel; a su vez, favorece el sistema vascular debido a que los vasos sanguíneos se comprimen y dilatan de nuevo de modo instantáneo. Pero esto no es todo, cuando tomamos una ducha finlandesa podemos limpiarnos nuestra piel recurriendo a geles a base de hierbas aromáticas descongestivas las cuales combaten los problemas de várices y afecciones circulatorias. Las duchas escocesas y finlandesas se utilizan mundialmente para combatir el estrés, realizar una exfoliación natural favoreciendo la eliminación de células muertas, descongestionar las áreas localizadas con nódulos de grasa y ayudar a recuperar energía y mejorar el estado anímico general.