Piscinas de acero

Inicio | Tipos de piscinas

piscinas de aceroDe entre los cientos de tipos de piscinas que existen hoy en día, las piscinas de acero probablemente sean de las más requeridas y utilizadas en el mercado. Hace algunos años, cuando tener una piscina era privilegio de unos pocos, no existía la increíble variedad de piscinas a las que podemos acceder en la actualidad, y los diseños, que eran escasos y muy poco osados, solían repetirse casi como si se tratara de una fórmula matemática que daba buenos resultados y por ende, no debía ser modificada.

Pero la llegada de las innovaciones en los materiales y los métodos de construcción hicieron que la industria de las piscinas creciera a niveles nunca antes imaginado y esto generó usuarios más exigentes, que requerían ahora no sólo la comodidad y la practicidad de los viejos modelos, sino también un diseño atractivo e ideado para satisfacer los requerimientos de quienes las usaran. Una de los tipos de piscinas que surgieron a raíz de estos repentinos cambios y nuevas demandas fueron las piscinas de acero, consideradas por una gran mayoría de especialistas en construcción, instalación y mantenimiento de piscinas como las mejores y las más resistentes al paso del tiempo y el desgaste.

Ventajas de la instalación de piscinas de acero

instalacion-piscinas-acero
Como muestra la foto, las piscinas de acero pueden poseer el diseño que se nos venga en gana, sin perder estilo y practicidad

Quizás una de las grandes ventajas que presentan estas piscinas sea la gran adaptabilidad para ser instaladas en casi cualquier tipo de terreno, incluso en aquellos de pendiente pronunciada, sin la necesidad de procesos especiales o complejas maniobras de ingeniería. En general, siempre será posible instalar una de estas piscinas, sin importar el tipo de jardín en el cual se emplace. De todas formas, resultará de vital importancia tener en cuenta el tipo de terreno del que se dispone, así como también de otras cuestiones igual de importantes: la composición de la familia que utilizará la piscina (no será lo mismo una piscina construida para una joven pareja con un niño pequeño y un bebé que otra pensada para una familia con niños más grandes o adolescentes), la naturaleza que rodea el terreno y cómo se compone el entorno en general. Lo mejor será pedir el asesoramiento de un profesional y evaluar, a partir de allí, cuál es la opción que mejor se adecua a los deseos de quienes finalmente la terminarán usando.

Pero volviendo a las piscinas de acero, decíamos que constituyen una de las mejores opciones en cuanto a resistencia y durabilidad. Pues bien, esto se debe principalmente a que la estructura de la piscina, la parte más importante de la misma, es justamente la parte que está compuesta de unos resistentes paneles de acero. Estos paneles, que son absolutamente lisos y carecen de cualquier tipo de ondulación, poseen un diseño y un grosor que los convierte en los más resistentes del mercado, además de evitar una rápida corrosión (motivo por el cual los paneles no cuentan con soldaduras ni remaches metálicos, posibles focos de corrosión).

Utilizar unos paneles como éstos es especialmente importante cuando el terreno destinado a la instalación de la piscina presenta signos de inestabilidad, pero además permitirá al cliente armar una piscina a su medida, a causa de su flexibilidad. Los cambios bruscos de temperatura, otro enemigo de las piscinas (ya que suelen provocar en ellas grietas y fugas), también serán historia si se utiliza este material para su construcción, puesto que los paneles tienen un gran poder de asimilación de temperaturas.

acero-sobre-sueloPero sin dudas la gran ventaja de las piscinas de acero es que, a pesar de lo sofisticado de su composición, su instalación resulta sencilla y no requiere de un gran despliegue de obreros y materiales. Generalmente, aunque esto puede variar a partir del tamaño y el diseño que tenga la piscina, la instalación de una piscina de acero no debería llevar más de siete u ocho días. Un tiempo considerablemente más corto a lo que se tardaba hace quince años en instalar una piscina.

Estas piscinas de acero constituyen la tendencia que se ha impuesto durante el último tiempo tanto en Estados Unidos como Europa, y ha comenzado a desplazar poco a poco a las piscinas tradicionales. Quizás la mayor traba que enfrente este tipo de piscinas para poder convertirse realmente en las más solicitadas de todas sea su costo, ya que aún resulta elevado en comparación con otros modelos. Lo cierto es que las piscinas de acero son, hoy por hoy, las más confiables y resistentes que se pueden encontrar en el mercado, muy por encima de cualquier modelo viejo e incluso por encima de otros tipos de piscinas muy utilizados, como las de fibra de vidrio poliéster.