Piscinas de madera

Inicio | Tipos de piscinas

Las piscinas de madera se han convertido en los últimos años en una de las alternativas más solicitadas a la hora de adquirir una piscina para el jardín del hogar, además de las tradicionales piscinas de hormigón o las sofisticadas y costosas piscinas de acero. Junto con las piscinas prefabricadas, cuyas ventas se han disparado gracias al uso de un material novedoso conocido como “liner”, representan las piscinas ideales para aquellos que desean ahorrase la dificultosa instalación que requieren piscinas como las de hormigón, y al mismo tiempo reducir los costos (no solo de la instalación, sino también del posterior mantenimiento).


piscinas-madera
Foto de piscina semi enterrada en el suelo

Aún así, es preciso destacar que las piscinas de madera cuentan con una reputación un tanto mejor que las piletas de natacion de liner o prefabricadas, y es por ello que las superan en unidades vendidas por año por apenas un escaso margen. Lo importante a la hora de adquirir una piscina de madera es conocer en profundidad sus prestaciones y características y determinar qué tipo de piscina se adaptará mejor al espacio destinado para su instalación.

A continuación, y para brindar una pequeña ayuda en relación a esto último, nos disponemos a comentar brevemente algunas ventajas y también detalles que podrían ir en desmedro en el marco de las piscinas de madera, por lo que recomendamos prestar atención a todos aquellos que estén pensando en adquirir una. Aunque siempre recomendamos, como medida adicional, la oportuna consulta a un especialista en el tema.

Detalles en la construccion de piscinas de madera

natacion-piscina-madera
Familia en plena natacion en una piscina sobre el suelo

Es indudable que una piscina de madera posee un encanto difícil de igualar; la sola presencia de una de estas piletas de natación en el jardín de un hogar resultará de por sí impactante. Pero una gran ventaja es que no solo pueden ser instaladas en jardines, sino que también pueden montarse en ambientes cerrados o terrazas, gracias a la gran adaptabilidad que presentan sus materiales y a la amplia variedad de diseños que podemos encontrar en el mercado. Además, si se instalan en jardines, el cliente puede elegir entre tres variantes distintas: por encima del suelo, semi-enterradas o enterradas por completo. El primero de los casos es el más común y aquel que arroja los mejores resultados a posteriori, ya que no se necesita un análisis previo del suelo ni nada que se le parezca.

La instalación en estos casos es muy sencilla y no requiere de obras complejas. En el caso de las piscinas semi-enterradas y de las enterradas, la cuestión es un poco más complicada y debe llevarse a cabo un análisis inicial del suelo del jardín, similar al que se haría antes de la instalación de una piscina de hormigón, con el fin de comprobar que la piscina de madera efectivamente podrá ser emplazada allí (se analiza el tipo de suelo para ver si es los suficientemente estable como para soportar la piscina, se comprueba que por allí no pase ningún caño, etc.). Por lo tanto, será necesario contar con expertos que se hagan cargo del asunto y puedan llevar a cabo la instalación en forma exitosa.
 

¿Qué madera utilizar?

piscina pino
piscina de buena estetica fabricada integramente con madera de pino

Existen diversos tipos de madera con los que se fabrican estas piscinas y cada uno tiene sus particularidades, claro está. La madera más utilizada y que presenta la mayor resistencia es el pino, que suele mantenerse prácticamente intacto por más de 10 años. Luego de ese período, desde luego, resultará inevitable que la piscina comience a experimentar algunos problemas, como putrefacción y degradación a causa de los insectos (cosa que no ocurre con una piscina de hormigón, por ejemplo). Y quizás esta sea una de sus principales desventajas, ya que las piscinas fabricadas íntegramente de madera (existen algunas que combinan, por ejemplo, la madera con el acero, pero en esta oportunidad no nos ocuparemos de esas) no suelen durar mucho más de 10 años y luego, una vez que aparecen los problemas, es muy difícil efectuar reparaciones, puesto que en la mayoría de las casos es preciso remplazar secciones enteras de la piscina. Por lo tanto, si hablamos de piscinas combinadas, probablemente las más confiables y resistentes al paso del tiempo y la degradación lógica sean las piscinas de madera combinadas con liner.

fabricacion-piscina-madera
detalle de la fabricacion de una piscina de madera

Otra de las maderas utilizadas son el roble, lo que aumenta la duración de la pileta de natación a la vez que elevará muchísimo su costo de fabricación. Más allá de la madera utilizada, entre los diseños ofrecidos en el mercado podemos encontrar una gran variedad capaz de satisfacer practicamente cualquier deseo. Las formas más clásicas de las piscinas de madera (y, al mismo tiempo, las más económicas) son redondas u octogonales, aunque, si se está dispuesto a efectuar un gasto mayor, es posible adquirir las codiciadas piscinas de forma alargada, que emulan a sus competidoras de hormigón o poliéster y poseen un atractivo visual incomparable. Pero, como dijimos anteriormente, estas piscinas resultan considerablemente más costosas que el resto, por lo que no suelen abundar.

En todos los casos, lo importante es acudir a fabricantes confiables, de trayectoria, y asegurarse que lo que estamos comprando es madera maciza y no una vulgar imitación, ya que existen muchas empresas que suelen ofrecer este tipo de piscinas hechas de un material símil madera, el cual, a pesar de semejarse mucho a la madera, no suele resistir demasiado tiempo y luego terminará provocando grandes complicaciones. En conclusión, es preferible gastar un poco más de dinero y adquirir una piscina de madera original y no una réplica que, si bien nos resultará atractiva por su bajo precio, finalmente terminará costando mucho más del valor inicial.