Piscinas deportivas

Inicio | Tipos de piscinas

A la hora de elegir un natatorio son muchos los factores que debemos considerar, entre ellos: cuántos serán los bañistas, las dimensiones del jardín y caracteristicas del suelo, el diseño y orientación, etc. Si la elección incluye a las piscinas deportivas entonces los requerimientos serán aún mayores ya que debemos tener en cuenta la capacidad del complejo en donde la ubicaremos y cerciorarnos de que las instalaciones sean lo suficientemente fuertes para poder albergar proyecto de semejante tamaño.
Más allá del sacrificio que puede tomar un natatorio de esta envergadura, las piscinas deportivas son lejos los estanques más disfrutados y aclamados tanto por jóvenes como por adultos. Una de las causantes principales de tal éxito se debe a la posibilidad de sociabilizar que obtenemos acudiendo a un complejo deportivo, y no nos olvidemos que en éstos, las piletas son las más utilizadas.

Características

piscinas-deportivasLas piscinas deportivas son instrumentos característicos de los diversos complejos y clubes actuales, pero esto no quiere decir que sean las únicas instalaciones capaces de adquirir este tipo de natatorios. Las piscinas deben planificarse pensando en los gustos de los miembros de la familia, su diseño se basará en las actividades que allí se deseen realizar; y aunque actualmente el concepto de pileta deportiva se haya reemplazado por el de “natatorio lúdico”, todavía son muchos los amantes de la natación que construyen su santuario acuático para entrenar. Las piscinas deportivas cuentan con la gran ventaja del “espacio” y esto no es poco; habitualmente, éstas se destinan a familias numerosas que necesitan no sólo una piscina sino un lugar de grandes dimensiones en donde poder tanto bañarse como relajarse y jugar. Otra de las ventajas peculiares de estos estanques es la posibilidad de adornarlos con diversas rocas naturales, cascadas, jardineras, etc; para gran parte de la población, estas piletas no son más que instrumentos decorativos del hogar que realzan la imagen estética del inmueble.

construccion-piscina-deportivaDe acuerdo al uso que le otorguemos al natatorio, resultarán los diferentes condicionamientos los cuales involucrarán: superficie, dimensiones, equipamiento, cerramientos, calefacción y escaleras, entre otros. Como ocurre cada vez que instalamos alguno de estos estanques, el estudio de las condiciones de suelo será primordial para decidir qué material emplearemos para su construcción. Las medidas de las piscinas deportivas y demás elementos que limiten su homologación, deberán ajustarse estrictamente a las normas vigentes de cada país; de esta forma evitaremos errores en su construcción y al mismo tiempo la posibilidad de que un natatorio mal hecho provoque accidentes inesperados.

Un adjetivo muy característico de las piscinas deportivas que se instalan en los grandes complejos o mansiones es la utilización de solariums acuáticos; esto se debe a que muchos bañistas son los que observan a estas construcciones como “playas de ensueño” y no como simples piletas. También podemos divisar sectores de poca profundidad para niños, bancos con sistemas de hidrojet, islas, toboganes, nado contra corrientes y demás accesorios para el comfort.

Equipamiento

El equipamiento y los accesorios de las piscinas deportivas serán muy diferentes a los que estamos acostumbrados a ver en los natatorios convencionales, es que el agua que se filtra en los grandes complejos es mucho mayor y por ende se necesitará de más potencia. Los sistemas de filtrado que se instalan aquí están diseñados para filtrar diariamente grandes volúmenes de agua; de acuerdo a normas establecidas, los tiempos de filtrado del volumen total de los natatorios no deben superar las 4 horas.

 

Debe seleccionarse adecuadamente la electrobomba y para esto se debe tener en cuenta el caudal de agua a recircular el cual se relaciona con la presión de trabajo que tendrá el filtro. Bajo ninguna circunstancia optaremos por sistemas de filtración formados por una batería de filtros chicos, es decir, de tipo “familiar”, estaríamos forzando al equipo a realizar un trabajo mayor del que realmente puede hacer lo que derivaría en una eventual rotura del equipo. Con respecto a la sala de máquinas de las piscinas deportivas, se aconseja que la misma esté ubicada en el sector más profundo del natatorio; sus medidas deben dejarnos espacio libre para operar cómodamente los mandos y realizar los trabajos de mantenimiento.