Piscinas elevadas

Inicio | Tipos de piscinas

La elección del natatorio que pondremos en nuestro hogar es algo muy delicado; primeramente porque tenemos que considerar factores tales como mantenimiento, dimensiones, ubicación y costo de la obra. En muchas ocasiones son estos los factores que nos desalientan a comprar un estanque; pero como todo producto en el mercado, existe una pileta para cada necesidad, esto significa que no necesariamente debemos recurrir a obras que nos ocupen mucho tiempo y terminen costando una gran suma de dinero. Las piscinas elevadas son una alternativa a las convencionales, éstas son fáciles de mantener, instalar y ubicar; a su vez, cuando son desmontables, podemos guardarlas fácilmente en alguna caseta cuando no las utilicemos o debamos emplear el jardin para otro fin.

Caracteristicas

Las piscinas elevadas son perfectas para familias tipo que poseen uno o dos niños y para aquellos que desean disfrutar de buenos chapuzones un período determinado del año; también se aconsejan aquellos que no deseen realizar grandes inversiones de obra y planeamiento, para los que desean no “desperdiciar” jardín en una estructura fija o para los que simplemente no tienen interés en pasar todo el verano manteniendo el estanque. Nombramos algunas características de este tipo de natatorios, pero es necesario que definamos lo que entendemos por “piscina elevada”.

Entendemos este término como aquél estanque que no necesita ser enterrado; es por eso que dentro de esta clasificación incluimos a las piscinas hinchables y de lona; de todas maneras existen aquellas piscinas elevada que pueden contar con una estructura fija, las hay de materiales flexibles y robustos dependiendo de las condiciones de suelo.

piscinas-elevadas

Las fotos a la derecha muestran las diferencias entre una piscina elevada sin deck de otra con deck de madera »

Este tipo de piletas (no fijas) suelen diseñarse en dos modelos: circulares y ovaladas; sus tamaños van desde los 5,3 m de diámetro hasta 9,8 m de longitud, la mayoría de estas alternativas tiene una profundidad de 1,2 metros. Éstas cuentan con depuradoras y sistemas de filtrado móviles, como cualquier piscina de plástico o de construcción; una vez que el natatorio se retira, éstos se guardan hasta nuevo uso. También se puede incorporar accesorios como escaleras, en caso de que elijamos un modelo de mayor altura que el tradicional.

Ventajas de una piscina elevada

piscina-elevadaLa piscina elevada cuenta con infinidad de ventajas, la cuales influyen notoriamente en los usuarios cuando no pueden decidirse en la compra final; las mismas pueden montarse cuando lo necesitemos, podemos también transportarlas a diferentes lugares y el 60% de ellas (dependiendo los modelos) incluyen equipos de filtrado de piscinas residenciales. Cuentan con skimmers, válvulas de retorno y toma limpia- fondo; la parte hinchable suele ser un aro portector que sirve para evitar que los niños se caigan hacia fuera del estanque o se golpeen con los tradicionales caños que solían ser los soportes. Su gran resistencia como dureza hace que las piscinas elevadas tengan una garantía no inferior a los 20 años; en ocasiones, las empresas expertas en este rubro, nos ofrecen estos natatorios confeccionados en materiales especiales que producen un efecto “anti- pinchazos”, lo que indica que sus tejidos son altamente resistentes a los mismos.

Otra de las ventajas principales de las piscinas elevadas es su instalación, las mismas no hacen diferencia entre las condiciones de suelo, ya sea jardín o cemento, la misma se adaptará perfectamente. Estos natatorios se caracterizan por ser “a prueba de niños”, ¿Qué significa esto?, que fueron diseñados para resistir todos los golpes o contactos bruscos que suelen sucederse a causa de la “super movilidad” de los infantes.
 

Esto se debe, principalmente, a que las piletas están hechas a base de perfiles rígidos. No se necesitan proyectos, ni permisos municipales para instalarla, por ser de tipo transportable y desmontable, no se requiere de un proyecto o planeamiento municipal. Cuenta con accesorios opcionales como fuente, calentador y proyector. Podemos ver, que aunque difiera de una piscina de obra, las piletas elevadas nos brindan las mismas e incluso más ventajas que las confeccionadas en materiales rústicos; lo que debemos tener en cuenta a la hora de su compra es comprobar todos los beneficios que hemos mencionado: resistencia, utilidad e instalación sencilla.