Piscinas de fibra de vidrio

Inicio | Tipos de piscinas

El mercado de piscinas nos ofrece una gran variedad de natatorios, los mismos pueden estar confeccionados casi de cualquier material que elijamos; en el grupo de las más populares encontramos los natatorios de hormigón, de plástico, de acero inoxidable y de fibra de vidrio: aunque este último material no se ha difundido en demasía internacionalmente, en los años 2005 y 2006 las ventas de piscinas de fibra de vidrio han aumentado un 20%; esto se debe a que dicho material brinda ciertas ventajas que no podemos encontrar en el plástico, hormigón o el acero. Las piscinas de fibra de vidrio pueden encargarse a cualquier empresa que se dedique a la construcción de natatorios, pero debemos advertir que su precio será considerablemente más caro; de todas formas si todavía no se ha decidido por un modelo u otro, en este artículo mencionaremos las características, ventajas y desventajas del revestimiento o uso de este material.

La fibra de vidrio

piscinas-fibra-vidrioAntes de adentrarnos en el mundo de este tipo de piscinas es necesario que definamos qué entendemos por fibra de vidrio; este es un material artificial que puede encontrarse en más de un producto de consumo e industrial. Habitualmente se lo utiliza en aislamientos y filtros para hornos en hogares y sitios de trabajo, en ciertos casos puede servir de aislantes en algunos electrodomésticos, aviones y automóviles. La fibra de vidrio es una clase de fibra vítrea sintética y si no se emplea correctamente puede provocar severos daños en la salud, aunque dichos efectos se producen únicamente si la fibra es cortada o perturbada de laguna forma nociva. Las consecuencias suelen producirse en los ojos, la piel y en las vías respiratorias al inhalar las fibras que han quedado en el aire. Una vez que es colocada en el proceso constructivo del natatorio, es muy poco probable que haya exposición a la misma, a no ser que el material sea perturbado durante alguna refacción o tarea de mantenimiento.

Modelos de piscina de fibra de vidrio o revestimientos: ¿Por qué elegirlas?

modelos-piscinas-fibra-vidrioLas piscinas de fibra de vidrio poseen más de una ventaja que influyen en la decisión final a la hora de comprar un natatorio; éstos son resistentes a las agresiones atmosféricas debido a que son fabricados con una mezcla equilibrada de resina de poliéster y fibra de vidrio de alta resistencia. Al ser confeccionados en una sola pieza, son más estancos y no presentan riesgos de pérdidas de agua por filtraciones; su instalación es rápida y nada compleja; en menos de una semana podemos tenerlo funcionando. Una de las principales ventajas de la instalación radica en el poco nivel de destrucción de los jardines. La piscinas de fibra de vidrio cuentan con superficies antideslizantes y suaves, son aptas para cualquier tipo de terreno y como no requieren patinado, su costo de mantenimiento es el más bajo dentro de toda la gama de natatorios. Por último, agregamos, que son perfectas para aquellos lugares que padecen movimientos sísmicos; estas piscinas son reforzadas estructuralmente lo que nos garantiza una larga vida útil y buen comportamiento.

El costo de mantenimiento de las piscinas de fibra de vidrio es muy bajo, esto se debe a que, a diferencia del resto de los natatorios, ésta no requiere ser pintada. A su vez, al no tener que realizar el patinado, tampoco es necesario cambiarle el agua por varios años; lo que debemos hacer es utilizar los equipos de filtrado correctamente en conjunto con los químicos sobre toda la piscina y así mantener el agua potable y cristalina para varios chapuzones, por ende obtenemos un ahorro considerable.
 

Si hablamos de la composición de este estilo de natatorios, decimos que es similar a la de un vidrio común, su vida útil supera los 100 años ya que el vidrio tarda en descomponerse en varias centenas de años lo que implica que las mismas durarán mucho más que un natatorio de plástico u acero. Otra de las ventajas de las piscinas de fibra de vidrio involucra su movilidad, éstas pueden ser cambiadas de posición en un mismo terreno o pueden ser trasladadas a otros lugares sin perder sus características. Con respecto a los accesorios, éstos son los mismos que utilizamos en un estanque convencional: focos de iluminación subacuática, inyectores de hidromasaje, calefactores, cascadas, etc. Por último, las dimensiones en las que se las construyen van desde el 1,70 m hasta los 7,80 m de largo; y desde 40 cm hasta 1,70 m de profundidad.